Juzgan a unos porteros acusados de la muerte de un hombre en una caseta de Casarabonela en 2005

 

Juzgan a unos porteros acusados de la muerte de un hombre en una caseta de Casarabonela en 2005

Actualizado 09/11/2011 20:34:24 CET

MÁLAGA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal 6 de Málaga tiene previsto juzgar este jueves a dos porteros de la Caseta de la Juventud del municipio malagueño de Casarabonela y a un amigo de éstos, acusados los tres en relación con la muerte de un hombre en 2005, supuestamente tras producirse un altercado entre ellos.

Los hechos sucedieron el 31 de julio de 2005. Los acusados, dos de ellos contratados de forma verbal por el Ayuntamiento para la vigilancia y el otro un amigo de éstos, estaban en la puerta de la caseta y tuvieron una "discusión" con la víctima, que quería entrar con un vaso de bebida, según las conclusiones iniciales del fiscal.

Entonces, según el escrito provisional de la acusación pública, al que tuvo acceso Europa Press, se inició un "violento forcejeo" en el que los tres acusados cogieron a la víctima y "la lanzaron contra una cancela", con la que impactó, tras lo que cayó al suelo. Además, uno de los acusados le dio una patada en el pecho.

Esto, explica la Fiscalía, le causó lesiones de carácter leve que habrían precisado una sola asistencia médica, pero, "debido a la exagerada tensión de la situación y al estrés físico y emocional que acumuló la víctima", provocó que transcurridos entre uno y cinco minutos se desvaneciera e inmediatamente falleciera.

La Fiscalía indica que según los informes de autopsia el fallecido padecía "una cardiopatía dilatada" que por sí sola "es causa reconocida de muerte súbita, falleciendo entre el 30 y el 50 por ciento de los enfermos con esta patología". Añade que el hombre tenía "una concentración de etanol en sangre de 1,75 gramos por litro".

Por esto, los médicos forenses indicaron como causa fundamental de la muerte, según recoge el escrito inicial del ministerio público, la miocardiopatía dilatada y apuntaron como factores secundarios "la intoxicación etílica y el estrés físico y emocional provocado por el enfrentamiento habido".

Dicho estrés, se señala, "provoca la liberación de catecolaminas que pueden determinar la muerte en personas con un corazón enfermo, predispuesto a una arritmia ventricular y más aún bajo los efectos de elevadas concentraciones de etanol". Por esto, el fiscal les acusa de una falta de lesiones en concurso con un delito de homicidio imprudente.

Para cada uno de los acusados solicita una multa de dos meses con una cuota diaria de 12 euros, es decir, 720 euros; y dos años de prisión. Además, insta a que los acusados indemnicen a los familiares con 120.000 euros, con la responsabilidad civil subsidiaria del Ayuntamiento de Casarabonela y de la aseguradora con la que tenía contratado seguro.

FAMILIARES

Familiares, amigos y vecinos del fallecido se han concentrado en varias ocasiones en la Ciudad de la Justicia para pedir que se reactivara el caso. De hecho, en esta causa hay dos acusaciones particulares, una en representación de la viuda y otra de la madre y hermanos del hombre, la cual pidió para cada acusado cuatro años de cárcel por un delito de homicidio imprudente.

Según las conclusiones provisionales de esta acusación, la noche de los hechos, los acusados se encontraban en la puerta de la caseta desempeñando tal actividad cuando "mantuvieron una fuerte discusión" con la víctima "al impedirle de forma expeditiva acceder a la caseta con un vaso de bebida".

Por esto, se produjo un forcejeo en el que los acusados "puestos de común acuerdo, con idéntico propósito y unidad de acción, aprovecharon para lanzar a la víctima contra una cancela existente a escasos metros, impactando contra ella y cayendo violentamente al suelo".

Esto lo aprovechó uno de los procesados, continúa el relato inicial de esta acusación particular, para "darle una fuerte patada en el pecho, consecuencia de la cual, y transcurridos de uno a tres minutos aproximadamente", el hombre cayó desplomado, "falleciendo inmediatamente y súbitamente".

Esta acusación señala que la agresión padecida produjo además en la víctima "diversas lesiones corporales de carácter leve". Sostiene que, practicada la autopsia y, aunque se detectó en el fallecido una miocardiopatía dilatada, "la causa de la muerte fue la contusión en el pecho, que le produjo arritmia cardiaca y fibrilación".

Así, en el escrito se precisa que no consta que los acusados sean profesionales acreditados de la seguridad y vigilancia privada "ni que desempeñaran esa actividad a través de una empresa reconocida y homologada" y se insta a que se declare la responsabilidad civil subsidiaria del Ayuntamiento y su aseguradora.

Además del delito de homicidio imprudente, por el que solicita cuatro años de prisión, acusa a los tres hombres de una falta de lesiones, por la que pide multa de 1.500 euros para cada uno.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies