Luis Planas visita la zona afectada por el incendio de Coín y destaca la labor de restauración llevada a cabo

Luis Planas en Ojén
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 15/05/2013 16:58:11 CET

El consejero incide en trabajar más en los lugares de conexión entre el campo y la ciudad para prevenir los incendios

OJÉN (MÁLAGA), 15 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero andaluz de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha visitado este miércoles la zona afectada por el incendio forestal que se inició en agosto de 2012 en el término municipal de Coín (Málaga), tras finalizar la Junta la segunda fase de los trabajos de restauración ambiental.

Esta actuación complementa la que ya realizó la Consejería tras el siniestro que afectó a 8.225,1 hectáreas --7.175,3 de terrenos forestales-- de los municipios malagueños de Alhaurín el Grande, Marbella, Mijas, Monda, Coín y Ojén y que han supuesto una inversión total de un millón de euros y la generación de 2.784 jornales.

Para el consejero estas labores han sido claves para evitar las riadas, a pesar de las intensas lluvias vividas en otoño e invierno, y para impedir la pérdida de cobertura vegetal de los montes.

Planas ha destacado la participación social en los trabajos de restauración forestal y la labor realizada por los profesionales dedicados a la extinción y tareas de apoyo. Además, ha apelado a la prudencia en el uso del fuego en el monte para evitar este tipo de siniestros, a la vez que ha reclamado responsabilidad a todos los agentes implicados a la hora de elaborar los correspondientes planes de autoprotección.

El consejero ha apuntado también la necesidad de trabajar más en los lugares de conexión entre el campo y la ciudad, en las zonas de proximidad entre las urbes y la masa forestal conocidas como interfase, "porque nos parece que tienen mayor dificultad de extinción y mayor riesgo desde el punto de vista de los incendios".

TRABAJOS DE RESTAURACIÓN FORESTAL

Las labores realizadas para la restauración de los terrenos afectados por el incendio han consistido en la eliminación de la madera de los pinos calcinados y en la realización de obras de corrección hidrológica de los cursos de agua.

Con ello, han apuntado desde la administración regional, se trata de evitar la erosión por escorrentías superficiales en los suelos y cauces más expuestos, así como aumentar la capacidad de infiltración del agua de lluvia, que se vio mermada por la compactación de la capa de cenizas.

Asimismo, la limpieza de la madera se ha centrado en los pinos quemados sin capacidad de rebrote, mientras que las tareas de corrección hidrológica se han dirigido a controlar la erosión del terreno, a través de la colocación de barreras de piedras y de los residuos vegetales generados por el propio incendio, lo que ha permitido la regeneración ecológica por rebrote de raíces y la dispersión y enterramiento de las semillas.

Estos trabajos, según la Junta, contribuyen a la rápida mejora del paisaje, especialmente en un entorno turístico como la Costa del Sol, y permiten prevenir la aparición de plagas.

Para la extracción de las semillas destinadas a futuras siembras, se han recogido 15.000 kilogramos de piñas de Pinus pinaster y unos 200 kilogramos de bellota de Quercus suber. El destino de la piña ha sido la extracción de los piñones para la siembra en vivero y la producción de planta para posteriores repoblaciones, y el de la bellota para la siembra directa por parte de voluntarios.

Junto a estas actuaciones, el proyecto de obras contempla también la construcción y acondicionamiento de las infraestructuras viarias afectadas, con el fin de facilitar la saca de manera quemada; así como el análisis de la vegetación en aquellas zonas con potencial de que se produzca regeneración natural, mediante dispersión natural de semilla o por rebrote de raíz o cepa.

TERCERA FASE DE LOS TRABAJOS

En breve se iniciará la tercera y última fase de los trabajos de restauración forestal que contará con una inversión de un millón de euros por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Estas actuaciones han sido planificadas por la Junta de Andalucía para integrarse en un marco especial que reduzca, en un futuro el riesgo de que se produzca una catástrofe de este tipo, creando zonas de amortiguamiento, así como áreas que reduzcan al mínimo la continuidad espacial de la vegetación y que supongan una interrupción en la propagación de incendios.

El incendio, originado el pasado 30 de agosto en el paraje de Sierra Negra, se propagó con gran velocidad y requirió la intervención de más de 30 aeronaves y cerca de un millar de profesionales. El dispositivo del Plan Infoca evitó que el siniestro alcanzara el núcleo urbano de Ojén y minimizó los daños sobre las numerosas edificaciones diseminadas en la zona, según han precisado desde la institución regional.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies