La madre del niño ahogado en una balsa en Málaga pide 20 años de cárcel para el acusado

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La madre del niño ahogado en una balsa en Málaga pide 20 años de cárcel para el acusado

El detenido por la muerte del niño alejandro hallado en una balsa
EUROPA PRESS
Actualizado 21/10/2016 12:30:20 CET

MÁLAGA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La madre del niño de tres años que fue encontrado muerto en una balsa en Los Montes de Málaga capital en febrero de 2015 ha solicitado 20 años de prisión para el acusado por estos hechos, su entonces pareja, al que acusa de un delito de asesinato. Además, solicita una indemnización de 200.000 euros.

Así consta en el escrito de conclusiones provisionales presentado por el abogado que representa a la madre, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que se pide la apertura de juicio oral ante el Tribunal del Jurado y que es coincidente con el de la Fiscalía, que también ha pedido 20 años de prisión, pena máxima que se puede solicitar según el Código Penal en la fecha de los hechos.

Así, esta acusación particular --hay otra por el padre del niño-- relata que el acusado mantuvo una relación con la madre del pequeño desde abril de 2014 y durante ese tiempo "habitualmente, a salvo de ciertos periodos de conflicto, ambos convivieron con el menor en el domicilio de la mujer" en el barrio de Pedregalejo de la capital.

La relación entre el acusado y la mujer, dice el abogado de la madre, Miguel Criado, en su escrito, "era complicada, con frecuentes discusiones que alguna vez terminaron en separación temporal", además de que el procesado era una persona "muy celosa, tanto respecto de la anterior pareja de la mujer como de otros hombres si bien su relación con el menor era buena".

En los días previos a los hechos, relata esta acusación particular, el procesado "decidió deshacerse del menor, bien sea por celos bien por entender que el niño era un estorbo en su relación con la madre", motivo por el que los días 27 y 28 de enero contactó por teléfono con el padre del pequeño, intentando convencerle con "diversas excusas" de que se lo llevase a Ceuta, donde él vivía, y se quedara definitivamente con él.

En este contexto, se incide, al igual que la Fiscalía, en que llegó incluso a ofrecerse como testigo en un posible procedimiento civil sobre modificación de medidas, ya que la mujer tenía concedida la custodia; una iniciativa que "en todo momento ocultó a la madre del menor".

"Toda vez que no consiguió su propósito de deshacerse del menor por esta vía, decidió acabar con su vida, eligiendo el método, el día y el lugar adecuado para ello, así como el plan para quedar libre de toda responsabilidad por tales hechos", sostiene esta acusación en su escrito inicial.

Así, el día 9 de febrero de 2015, el hombre estuvo con la madre del niño hasta las 15.00 horas, momento en el que fue a recoger al menor a la salida del colegio, como hacía en ocasiones. Pero, no regresó a la casa, sino que el acusado, "en ejecución del plan que tenía previamente diseñado", señala el abogado, condujo por la carretera de Los Montes de Málaga para dirigirse al mirador de un paraje "recóndito, apartado y muy raramente transitado".

Desde ese lugar puede verse una balsa para recogida de agua contra incendios "que el acusado, conocedor del paraje, había escogido para la realización de su criminal propósito", dice la acusación particular que representa a la madre, añadiendo que una vez aparcado el coche, fueron andando por un camino de tierra hacia el mirador y desde allí descendieron hasta donde estaba la balsa, superando varios obstáculos.

Allí, el acusado, "sabedor de que el menor no sabía nadar y prevaliéndose de su superioridad física, lo arrojó sin miramientos al interior de la balsa, dejando que se ahogara sin ofrecerle el menor auxilio, ayuda que en todo momento pudo prestarle pues el acusado era capaz de flotar en el agua", habiendo realizado años atrás un curso para el acceso a las pruebas de bombero, se indica en el escrito.

"Una vez consumado el crimen", sigue esta acusación, "y continuando con el plan trazado, con la intención de eludir las consecuencias de sus actos, emprendió el camino hacia el centro comercial de Rincón de la Victoria (Málaga), ya que tenía pensado decir que el niño se le había perdido en aquel lugar".

Durante el camino, el acusado llamó a su madre y le dijo que el niño se había perdido, también habló con su hermana y su tía. Cuando llegó al centro comercial, "fingiendo haber perdido al niño en aquel lugar", fue a un vigilante de seguridad y le informó de la supuesta pérdida, comenzando la búsqueda.

El acusado, "ante lo evidente de la falsedad de sus afirmaciones", cambió hasta tres veces de versión de lo ocurrido, diciendo varios sitios en los que supuestamente el pequeño se había perdido "hasta que por fin, y ante la presión a que se veía sometido", dirigió a los agentes hasta el lugar donde estaba el cuerpo del menor, la balsa. El niño falleció por asfixia mecánica por sumersión.

Para esta acusación, igual que para el fiscal, se trata de un delito de asesinato, sin que concurra ninguna circunstancia que atenúe la pena, ya que, aunque el acusado tenga un déficit de inteligencia en grado leve o ligero, no tiene la intensidad suficiente para suponer una merma de sus facultades o sobre la imputación por la que se le acusa.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies