Arquitectos organizan el próximo viernes una jornada sobre el pasado, presente y futuro del PGOU de Marbella

Actualizado 21/10/2007 16:36:48 CET

Las conclusiones se trasladarán al Ayuntamiento y a la Oficina del Plan

MÁLAGA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Arquitectos de Málaga organizará el próximo viernes, 26 de octubre, una jornada para debatir sobre el pasado, presente y futuro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad malagueña de Marbella, cuyas conclusiones se trasladarán al Ayuntamiento y a la Oficina del Plan, dependiente de la Junta de Andalucía.

Esta jornada, que se celebrará en el hotel El Fuerte Miramar de la localidad marbellí, tendrá como título 'PGOU de Marbella. Pasado, presente y futuro' y su objetivo es "apoyar que la ciudad normalice su urbanismo", según el decano del Colegio de Arquitectos de Málaga, Francisco San Martín.

Precisamente, resaltó a Europa Press que la intención era convocar esta jornada una vez terminado el plazo de alegaciones a la aprobación inicial del PGOU, que recibió unas 6.000, y, además, que tuviera un carácter "independiente, intentando, desde una plataforma profesional, trazar un antes y un después y fijar lo que puede ser la Marbella de los próximos 10 ó 15 años".

PROGRAMA.

La inauguración será a las 09.00 horas y en la jornada se abordará tanto el Plan de 1986 como el de 2007, con las intervenciones, entre otros, de los arquitectos encargados de la redacción de cada uno de ellos, Alfonso Peralta, responsable del primero, y Manuel González Fustegueras, del segundo.

Se abordarán también otras cuestiones como las incidencias legales derivadas del PGOU de 2007, se ofrecerá una visión técnica por parte del Colegio de Arquitectos sobre dicho planeamiento y se concluirá con una mesa redonda, que coordinará el decano de la entidad colegial.

ALEGACIÓN.

Recordó que el Colegio de Arquitectos presentó una alegación al PGOU, en la que el documento se analiza desde el punto de vista técnico y en algunos casos se sugiere la corrección de ciertos aspectos. Así, San Martín subrayó que "el tipo de gestión que se ha diseñado para la normalización de las viviendas irregulares parece un poco utópico".

"Se le va a entregar al Ayuntamiento un PGOU donde la gestión posterior es bastante complicada o casi imposible de hacer", manifestó el responsable del Colegio de Arquitectos, quien hacía referencia sobre todo a "los propietarios de viviendas que no ocupaban zonas verdes ni equipamientos, pero que fueron construidas con licencias irregulares, se inscribieron en el Registro de la Propiedad y se vendieron a terceros".

Destacó, en este sentido, que "el nuevo PGOU establezca que los propietarios de esas viviendas, afectadas por el proceso de regularización, son también propietarios del propio suelo y tengan, por tanto, que compensar la falta de dotaciones", ya que, como advirtió, "al final, los terceros adquirientes lo que harán será poner un pleito al Ayuntamiento".

Al respecto, San Martín consideró también que el nuevo PGOU "ha puesto una cota de dotación pública muy alta, cuando se sabe que la mayoría de la zona verde está fuera del espacio urbano, en el monte, no donde hace falta".

"Teóricamente, el planeamiento puede funcionar, pero en la práctica difícilmente sería justo; se está castigando a los que no han intervenido en ese proceso irregular, puesto que los promotores, que fueron los que iniciaron esas obras con la licencia irregular, ya no están, y son sus propios clientes los que tendrían que hacer frente económicamente a la compra de suelo", señaló, agregando, además, que "ese problema, si se aprueba así el PGOU, se le quedaría al Ayuntamiento".

ESFUERZO DEL EQUIPO REDACTOR.

A juicio del representante de los arquitectos malagueños, "el equipo redactor del PGOU debería hacer un esfuerzo tras el periodo de alegaciones para tratar de ser más realista, sobre todo en el proceso de regularización", agregando que "es muy importante que Marbella logre llevar a buen puerto el Plan".

En cuanto a los inmuebles levantados sobre espacios previstos para zonas verdes y equipamientos públicos en el PGOU de 1986, San Martín sí dejó claro que, "después de todo lo que ha pasado en Marbella en los últimos años, si hay sentencias judiciales firmes ordenando la demolición y no se hace nada, la conclusión es que por muy mal que lo haga alguien, al final, dará igual", una cuestión que, como expuso, habría que evitar.

San Martín trasladó estas ideas a la propia alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, con la que se reunió el pasado 15 de octubre. Asimismo, tras su elección como decano, ya se entrevistó con el regidor de Málaga, Francisco de la Torre; el de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, y el de Antequera, Ricardo Millán; el subdelegado del Gobierno, Hilario López Luna; el delegado del Ejecutivo andaluz, José Luis Marcos, y la delegada provincial de Obras Públicas y Transportes de la Administración regional, Josefa López, estando a la espera de verse con el presidente de la Diputación, Salvador Pendón.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies