Málaga ocupa la cuarta posición en Andalucía en producción de huevos, con más de un 9% del total

Huevos, Salmonela
EUROPA PRESS
Actualizado 05/04/2012 14:01:43 CET

MÁLAGA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Málaga, con 30 explotaciones de producción de huevos --siete de ellas inactivas--, cerró el pasado año con un total de 6.000 docenas de este producto y una facturación de 6,72 millones de euros, cifras que colocan a la provincia en el cuarto puesto en el conjunto de Andalucía, con un 9,04 por ciento del total regional.

Estos datos conllevan un descenso "paulatino" en comparación con otros años, ya que en 2010 la producción alcanzada fue de 6.672 docenas de huevos --5,70 millones de euros facturados--; en 2009, de 6.819 docenas --5,93 millones de euros--, y en 2008, un total de 9.784 docenas --7,80 millones--, según han informado a Europa Press desde la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

El sector avícola malagueño, que contabiliza un total de 106 explotaciones --29 inactivas--, ha sufrido transformaciones en los últimos años, con un "progresivo" descenso, no sólo en la producción de huevos, sino también de carne de pollo.

EXPLOTACIONES

Del total de explotaciones en la provincia, y sin contabilizar las que actualmente están inactivas, existen 12 dedicadas a pollos de carne, con un censo de 183.640 ejemplares, que equivalen a una producción de 642.740 al año; 28 a pavos de carne, que aglutinan 503.947 ejemplares, equivalente a una producción de 1.259.867 pavos anuales.

Un censo de 52 animales contabilizan las cuatro explotaciones activas de avestruces, mientras que la cifra en el caso de las 23 de gallinas ponedoras asciende a 198.639 ejemplares y a unos 11.190 en las ocho dedicadas a otras aves y que incluye la perdiz, la codorniz y el faisán.

DIFICULTADES DEL SECTOR

Las dificultades a las que tiene que hacer frente la avicultura no son muy diferentes a la de otros sectores ganaderos, siempre con la singularidad propia del mismo. Además de incidir en ella la actual situación de crisis, que se refleja principalmente en el precio de los piensos, tiene que acometer mejoras para adaptarse a las normativas vigentes.

Entre ellas, el Real Decreto 348/2000, que establece normas mínimas para la protección de los animales en las explotaciones ganaderas. Ello ha supuesto tanto un reto para aquellos productores que quieran seguir en el sector, como un desembolso, siendo la cuantía de la transformación "muy variable", han apuntado. Otra dificultad añadida es la probabilidad de entrada de enfermedades emergentes que por la situación geográfica es previsible que aparezcan.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies