Condenan a siete años de cárcel a un hombre por maltratar, robar y encerrar a su madre

Actualizado 06/02/2006 16:02:10 CET

MALAGA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a siete años y dos meses de cárcel a un hombre por maltratar y encerrar en una habitación durante dos horas a su madre para pedirle dinero, aunque, posteriormente, le robó 70 euros. Además, se le prohíbe acercarse a la víctima a menos de 600 metros y comunicarse a ella durante 10 años.

Los hechos sucedieron el día 20 de mayo de 2005. Se declara probado, según la sentencia de la Sección Segunda a la que tuvo acceso Europa Press, que el hombre llegó al domicilio de su madre, ubicado en la capital y donde ambos vivían después de que ella lo hubiera acogido unos meses antes, insultándola y tirando al suelo objetos.

Así, le pegó un empujón, la obligó a entrar en un dormitorio, cerró la puerta, colocó una silla y se sentó para impedirle la salida durante dos horas, diciéndole que si se moría, "una menos". En ese tiempo, la mujer pudo llamar a la Policía con un móvil, aunque al percibir el acusado lo que ésta estaba haciendo le abrió y le pidió dinero.

Como ella no quiso dárselo voluntariamente, le arrebató 70 euros y se fue de la vivienda, por lo que la mujer se fue a casa de una vecina. Al día siguiente el hombre fue detenido por los agentes de la Policía Local y, aunque en ese momento no se resistió, sí lo hizo cuando se le trasladaba desde el hospital a la Comisaría, forcejeando con ellos e intentando autolesionarse.

La Sala lo condena a cuatro años de prisión por el delito de detención ilegal, a ocho meses de cárcel y privación del derecho a tener armas por tres años por el de maltrato familiar, dos años por el de robo y seis meses por el de resistencia a los agentes de la autoridad. No obstante, se le absuelve de una falta de lesiones, por el forcejeo con un policía, al no quedar acreditada.

En la imposición de la pena, se ha estimado la concurrencia de la circunstancia agravante de parentesco en los delitos de detención ilegal y robo, así como la atenuante --y no eximente-- de drogadicción en todas las infracciones que se le imputaban, dada su condición de politoxicómano, lo que quedó acreditado por los informes de Cruz Roja y del Centro Provincial de Drogodependencia.

El Tribunal entiende que se dan todos los elementos de cada uno de los delitos y destaca, tras la declaración de la víctima, el "pánico" que ésta tenía a su hijo porque le chillaba y le amenazaba. Este testimonio fue corroborado por la vecina que la acogió aquella noche.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies