Marín cree que la negociación para el fin de la violencia terrorista debe tratarse con "enorme discreción"

 

Marín cree que la negociación para el fin de la violencia terrorista debe tratarse con "enorme discreción"

Actualizado 10/07/2006 14:51:00 CET

Considera que el debate del agua "se comerá" al de la identidad nacional en las reformas estatutarias

ESTEPONA (MALAGA), 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín, entendió hoy, en relación al proceso de diálogo abierto con la banda terrorista ETA, que "los temas difíciles hay que tratarlos con enorme discreción, que es un valor en la política y en las instituciones".

Marín, quien participó hoy en los III Cursos 'Estepona Ciudad del Periodismo', en dicha localidad malagueña, manifestó a los periodistas que "para los temas delicados no es buena la política del megáfono y de la espectacularidad".

En su intervención en el curso 'Periodismo y poder político', señaló que este será el "tema principal" de la actual legislatura, junto al debate sobre el modelo territorial, en el que entendió que las Cortes están haciendo su trabajo "con dignidad". No obstante, sí matizó que se trata de un asunto "con menos intensidad que el proceso vasco".

En este sentido, dentro del proceso de reformas estatutarias, el presidente del Congreso opinó que el debate sobre el agua "se comerá" al de la identidad nacional.

Así, advirtió de que "nadie presentará un recurso sobre el tema identitario, pero sobre el agua lo harán todos" y aseguró que, en el próximo curso político "el debate estará más centrado en intereses concretos que en otros asuntos".

Sobre estas reformas, dijo intuir que "gran parte acabará en el Tribunal Constitucional" y señaló que, si éste considera que hay artículos que son inconstitucionales en alguno de los textos, "se cambiarán y no pasa nada".

Además, defendió la posibilidad de que los partidos presenten recursos contra un estatuto, rechazando que esta opción sea "ir en contra de una comunidad determinada", ya que "se trata de un derecho que está en la Constitución".

También sobre este proceso, Marín opinó que "se está perdiendo capacidad de anticipación", así como que "se sobrealimenta ir hacia el precipicio", mientras que, en cuanto al debate en el Congreso, recordó que "se rechazó el Plan Ibarretxe, se modificó el texto catalán y ahora se tratará el andaluz, y si alguno se rechaza no pasa nada".

Precisamente, sobre la reforma del Estatuto de Andalucía, apuntó que, siendo la quinta experiencia de trámite parlamentario, "no es lo mismo un estatuto que se fundamenta en un pacto casi en todo de los dos grandes partidos nacionales que cuando no lo hace".

"La falta de consenso dificulta mucho el trabajo, pero desafortunadamente esa es la tónica de esta legislatura", dijo, ya que, a su entender, "en determinadas cuestiones no es posible lograr unos criterios homogéneos entre el PP y el PSOE".

Sin embargo, si entendió que aún hay margen para el acuerdo, ya que "son dos meses de trámite parlamentario, luego entra en la Comisión Constitucional y por último en el Senado, por lo que hay tiempo de sobra para un principio de acuerdo, que sería deseable y bueno".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies