Peritos exponen en juicio de Parque Animal los distintos efectos del producto eutanásico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Peritos exponen en juicio de Parque Animal los distintos efectos del producto eutanásico

Acusada en juicio Parque Animal a la salida de los juzgados
EUROPA PRESS
Publicado 17/11/2016 19:19:41CET

MÁLAGA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Varios peritos han declarado este jueves en el juicio a la presidenta de la protectora Parque Animal de Torremolinos (Málaga) y han expuesto sus informes en los que se analizan los distintos efectos que el producto eutanásico supuestamente utilizado para producir los sacrificios podría causar en los perros y gatos, según cómo se aplique y en la cantidad que se utilice.

El Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga ha continuado este jueves el juicio contra la responsable de la asociación, para la que la Fiscalía pide cuatro años de prisión por los delitos continuados de maltrato animal e intrusismo profesional, por los que también imputa a un empleado, para el que se solicita un año de cárcel. Además, a la dueña se le acusa de un delito continuado de falsedad.

La vista oral seguirá el día 9 de diciembre con la declaración de agentes de la Guardia Civil que realizaron la parte principal de la investigación y está previsto que se presenten las conclusiones definitivas y los informes finales de las partes.

Así, ha declarado un catedrático en Medicina Animal, quien ha señalado que existen supuestos en los que se aplica una cantidad baja y se produce la muerte, apuntando que el dolor intenso se produce normalmente cuando se inyecta por vía intramuscular, que no es la correcta, y lleva "a parálisis de los músculos, a la asfixia previa y pérdida de conocimiento".

Este experto ha señalado que con una aplicación más baja del producto por dicha vía, el animal "sufriría" y puede provocar un dolor "muy intenso"; aunque ha admitido que a dosis pequeñas podría tener "simplemente un efecto anestésico". No obstante, ha incidido en la importancia de la forma de aplicación.

Otro experto, un perito propuesto por la defensa de la procesada, ha declarado que el producto puede servir tanto como anestésico como eutanásico, algo que es "una cuestión de dosis", ya que una menor cantidad produce el primer efecto. También ha ratificado que no está demostrado que suministrado en dosis inferiores provoque un sufrimiento en el animal, ni tampoco con una dosis letal. Ha explicado que se recomienda una dosis eutanásica por seguridad.

El presidente del Colegio de Veterinarios de Málaga ha señalado, por su parte, que con "una inyección intravenosa, dependiendo de la velocidad, el animal puede estar consciente y darse cuenta de que no puede respirar, por eso se recomienda que previamente esté sedado para evitar sufrimiento". También ha señalado que el producto "a bajas dosis se puede usar también como anestésico", si se pone por la vía correcta.

Sí ha indicado que en el supuesto en el que se produce la muerte con menos dosis, ésta "sería más lenta" y si el animal no está sedado "sufriría más", porque "tendría primero parálisis de la musculatura". Asimismo, ha señalado que con una forma no adecuada de poner la inyección, como la intramuscular, se produce en el animal, además, "dolor y necrosis en el punto de inoculación". En cualquier caso, ha dicho que "exclusivamente" un veterinario debe practicar esto.

Respecto al dato de 2.865 animales sacrificados y la dosis, ha indicado que se realiza una operación matemática en función de la cantidad de producto adquirida y el peso medio de un animal de 15 kilogramos; aunque ha reconocido, a preguntas de la defensa de la acusada, que el suministro de producto es durante cinco años, con lo que los cálculos se refieren a ese periodo y no a dos años, y que con cifras objetivas los resultados "serían otros".

Al respecto, la defensa de la acusada ha aportado este jueves a la causa las fichas que, según sostiene esta parte, justifican las entradas y salidas de los animales de Parque Animal, que suponen un total de 14 tomos que "acreditan que el número de eutanasias practicadas en parque animal durante los dos años enjuiciados fue de 283 animales", como la procesada señaló en su declaración.

Asimismo, una agente de la Guardia Civil, que estaba en el servicio de Química, ha ratificado que se detectaron en varios análisis a perros un principio activo del producto eutanásico, asegurando que no se le solicitó hacer un informe sobre si sufrieron o no los animales. Ha indicado que este compuesto funciona, "según la cantidad", como anestésico o eutanásico.

La acusada, a través de un comunicado, se ha mostrado "satisfecha de la sesión celebrada en el día de hoy" y ha señalado que gracias a su defensa y a la del otro procesado, tras seis años y "habiéndole afectado seriamente a su salud" este caso, se ha podido demostrar, entre otras cosas, que "no ha podido acreditar la acusación que el empleo del producto Dolethal a bajas dosis y por vías inadecuadas, cause sufrimiento en los animales precisamente por tener la doble condición de anestésico y eutanásico".

Asimismo, ha señalado que "es falso que se hubieran eutanasiado 2.865 animales en dos años", aludiendo a la declaración del presidente del Colegio de Veterinarios "que se desdice de sus conclusiones ya que el baremo utilizado no es el correcto y que por tanto no pudieron eutanasiarse 2.865 animales en dos años".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies