La Policía Local de Málaga sanciona en ocho años a más de 2.200 personas por no recoger los excrementos de sus animales

 

La Policía Local de Málaga sanciona en ocho años a más de 2.200 personas por no recoger los excrementos de sus animales

Contador
Mascota
EUROPA PRESS
Publicado 08/06/2017 15:08:32CET

Este año se ha detenido a dos personas por este tipo de actos y por su agresividad con los agentes al identificarlos

MÁLAGA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Málaga ha sancionado en los últimos ocho años a un total de 2.258 personas por no recoger los excrementos de los animales o permitir que orinen o defequen en aceras y otros espacios de tránsito.

El pasado año los agentes realizaron numerosos seguimientos y vigilancias en zonas donde se producen este tipo de situaciones habitualmente o por las denuncias de los propios vecinos o colectivos. Esto dio lugar a 381 denuncias por no hacerse cargo de su recogida o limpieza.

Precisamente, este mismo año, los agentes han detenido en dos actuaciones diferentes a sendas personas como presuntas autoras de delitos de desobediencia, resistencia y atentado a agentes de la autoridad, según ha informado la Policía Local de Málaga en un comunicado.

Así, han recordado que en febrero pasado en calle La Hoz una patrulla observó cómo un individuo que paseaba a un perro se desentendía de recoger los excrementos del mismo, por lo que los agentes lo identificaron, haciendo caso omiso en varias ocasiones a las indicaciones e incluso llegando a propinarle un empujón a uno de ellos y huir corriendo; aunque fue interceptado y detenido.

El otro caso se produjo en abril, en la calle Bulevar Adolfo Suárez, donde una dotación de policías locales de paisano estaba realizando labores de vigilancia con motivo de las denuncias vecinales motivadas por la no recogida de las defecaciones caninas, que en algunos casos se deben a que los propietarios los dejaban salir solos "para desentenderse así de sus deberes ciudadanos de convivencia y civismo".

Entonces, vieron que un perro suelto hacía sus necesidades en la vía pública, lo siguieron hasta un portal cercano, donde, tras subir hasta la tercera planta, se introdujo en un piso que se encontraba con la puerta abierta. Tras llamar, salió un hombre del mismo que reconoció ser el propietario del can, siendo instado a hacer entrega de su documentación para ser sancionado por contravenir la ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana.

Sin embargo, en vez de colaborar, el hombre se puso cada vez más agresivo y se negó a entregarles su documentación. Además, insultó y gritó a los agentes, a los que llegó a manifestar "que había pagado recientemente una multa por ese tema de 267 euros y no lo iban a multar más".

A pesar de instarlo en varias ocasiones a calmarse y a facilitar su documentación, el individuo continuó negándose, propinando un empujón a uno de los agentes al que arrastró hasta el borde de la barandilla del rellano de la escalera con la intención de hacerlo caer por el hueco. Ante los hechos, los agentes redujeron al hombre y lo detuvieron.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies