El presupuesto de la UMA de 2018 asciende a 254 millones, con 5,7 millones para planes propios de investigación

Universitarios, universidad, UMA, derecho
EUROPA PRESS/ DIPUTACIÓN
Publicado 21/12/2017 15:05:39CET

Contempla también un incremento en más de cinco millones del capítulo de personal

MÁLAGA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presupuesto de la Universidad de Málaga (UMA) para el próximo año ascenderá a un total de 253.972.300 euros, prácticamente la misma cantidad de la que ha dispuesto la institución académica este año, con un ligero incremento del 1,6 por ciento.

Del total, casi 5,7 millones irán destinados a planes propios de investigación, docencia y 'smart campus'; además de incrementar en cinco millones el capítulo de personal, según ha acordado el Consejo de Gobierno de la UMA que ha aprobado este viernes en sesión ordinaria el proyecto de presupuesto de 2018.

En la reunión también han salido adelante el código ético de la Universidad de Málaga y el Plan Propio Integral de Docencia, dependiente de varios vicerrectorados. La aprobación definitiva de las cuentas de la Universidad debe ser ratificada por el Consejo Social, que ha convocado sesión plenaria este viernes.

Dentro de los planes propios, 3.396.000 euros serán para el Plan de Investigación y Transferencia. Esta cantidad se incrementa en algo más de dos millones de euros respecto al presupuesto del año pasado, y se destinará a incentivar y favorecer el desarrollo de la estrategia de la UMA en materia de investigación, mediante la aportación de recursos propios que financien las diferentes ayudas ofrecidas al PDI.

"La UMA hace una apuesta por la investigación de excelencia en todas las áreas de conocimiento, favoreciendo especialmente el empuje en las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades", han resaltado desde la institución académica en un comunicado.

Al Plan Propio de 'Smart-Campus' se destinarán 352.000 euros. El objetivo de este proyecto es incentivar y favorecer el desarrollo de la estrategia de la Universidad en las líneas encaminadas a la eficiencia energética, movilidad sostenible y energías renovables, entre otras cuestiones.

Algo más de dos millones --2.037.000 euros-- son para el Plan Propio Integral de Docencia cuyo reto es avanzar en la calidad de la misma, de manera que dicha actividad "se sitúe al mismo nivel que el reconocimiento de la actividad investigadora". Este plan propio abarca varios vicerrectorados (entre ellos, Grado, posgrado, PDI), y se vertebra en torno a tres ejes estratégicos: calidad de las enseñanzas; acreditación, seguimiento y evaluación de títulos e integración de la docencia en la sociedad y el sistema productivo.

El proyecto de presupuestos ha sido presentado al Consejo de Gobierno por la gerente de la UMA, María Jesús Morales, quien ha destacado, entre otras cuestiones, que este año la distribución de los créditos a centros y departamentos está basada "en un modelo de reparto surgido del consenso producido en la comisión asesora de decanos y la comisión de directores de departamentos para su financiación presupuestaria".

Esto, ha añadido, "lleva a realizar un reparto más coherente con las necesidades reales de gasto, de forma corresponsable con los compromisos asumidos en los contratos-programa y mucho más objetivo y transparente".

Otro punto destacable de las cuentas del próximo año es el incremento que ha experimentado la beca de cohesión social, para la que la Universidad de Málaga dispone de una partida de 1.849.536 euros. La aportación ha aumentado en 500.000 euros, que se unen a un incremento adicional de 387.000, de los que 187.000 "se destinan a compensar la discriminación que supone la bonificación de matrícula del decreto de la Junta para los becarios MECD".

CÓDIGO ÉTICO

El Consejo de Gobierno ha respaldado asimismo el Código Ético de la Universidad, cuya misión es inspirar la conducta y orientar la convivencia entre los miembros y colectivos de la comunidad universitaria.

El documento recoge una guía general de principios y valores éticos que debe inspirar el desarrollo normativo y reglamentario, entre los que se encuentra la obligación de respetar los derechos fundamentales, la igualdad de trato, la libre expresión de la diversidad, la integridad en las relaciones interpersonales y el respeto por la autoría intelectual.

De igual modo, establece compromisos por parte de los estudiantes, el personal docente y el de administración y servicios, sin olvidar algunas obligaciones del gobierno y el seguimiento necesario para garantizar el cumplimiento de todo ello.

Otro punto del orden del día ha sido la aprobación del enunciado referido a la consideración del Club Deportivo Universidad de Málaga como medio propio personificado de la institución académica. Se trata del mismo caso de la Federación General de la Universidad de Málaga (Fguma), que recibió esta catalogación en el Consejo de Gobierno de noviembre, gracias a la cual el club pasará a ser un organismo instrumental de naturaleza privada pero al servicio del sector público.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial