Ramírez de Arellano pide al Gobierno que revise "instrumentos de convergencia" para que Andalucía siga creciendo

El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta, Antonio Ramírez de Arellano
EUROPA PRESS
Publicado 24/11/2017 14:09:07CET

Subraya el cambio de modelo productivo y valora que es consecuencia "del esfuerzo y el talento de su ciudadanía y sus empresas"

MÁLAGA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha pedido al Gobierno central que revise los instrumentos "de cohesión y convergencia" para que Andalucía pueda seguir creciendo, asegurando que "el desfase en inversiones y financiación que soporta la comunidad autónoma supera los 10.000 millones de euros y que si se destinaran los fondos que le corresponde a la comunidad se estaría creciendo un uno por ciento más anual".

El consejero, que ha intervenido en el Foro 'Málaga ante un nuevo futuro', ha lamentando que "ya empieza a ser demasiada la diferencia de lo que Andalucía debería recibir de lo que recibe".

Ha explicado que el desfase de 10.000 millones de euros es el resultado de la práctica desaparición del Fondo de Compensación Interterritorial, el instrumento diseñado para fomentar la convergencia entre territorio; de unas inversiones públicas mantenidas en "mínimos", del incumplimiento del Estatuto de Autonomía de Andalucía y de la utilización de fondos europeos en lugar para cubrir la falta de inversiones del Estado.

"Los fondos europeos no pueden sustituir a los fondos de inversiones regionalizables, porque al hacerlo incumple lo que pretende Europa, que estos fondos contribuyan a la convergencia, crecer a un ritmo que permita homogeneizar los niveles de renta per cápita en España", ha asegurado.

Por ello, ha reclamado una revisión de los instrumentos de cohesión así como un nuevo sistema de financiación autonómica que "sea justo y evite que Andalucía siga estando infrafinanciada".

En este sentido, ha afirmado que "el concepto de solidaridad queremos dejarlo atrás, no nos gusta, tiene que ver con otros valores, lo que importa es la cohesión", recordando "la competencia que tiene cada gobierno en esto". "A veces se nos olvida que no somos confederación de Estado, somos regiones que tenemos régimen de autonomías con unas competencias", ha dicho.

Ha reiterado que para eso hace falta un nuevo sistema de financiación de las comunidades, para "garantizar que las competencias de los gobierno regionales se puede cumplir adecuadamente".

"Andalucía se merece que se apueste por ella; lo que estamos proponiendo no es una idea que sea solo buena para los andaluces, sino para España en su conjunto", ha agregado, recordando, además, las palabras de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien aseguró que "Andalucía no va a ser complaciente con propuestas que otorguen privilegios a nadie en este país".

Al respecto, sobre el cambio de la Constitución, ha cuestionado "por qué se hace". "Se habla primero de la economía, de lo importante.. y lo último es de cómo regulamos la convivencia". "Desde la Junta insistimos en que se abran los debates de una manera paralela, hablemos de estructura territorial de España, de inversiones, desarrollo económico... a la vez".

CAMBIO DEL MODELO PRODUCTIVO

Por otro lado, durante su intervención ha dicho que "el comportamiento del sector exterior en Andalucía es una demostración de que la economía andaluza ha cambiado mucho en los últimos 40 años", ha asegurando, lo que, a su juicio, es "una evidencia, un verdadero cambio, de un modelo productivo".

Ha destacado "las cifras récords en exportaciones", de las que se han superado los 22.700 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 20 por ciento más que en el mismo periodo de 2016.

Ramírez de Arellano también ha asegurado que "no es posible conseguir esos números y esos indicadores sin una evolución del modelo productivo"; asegurando, al respecto, que estos datos se dan cuando "muchos se empeñan en ofrecer una foto fija de Andalucía que a estas alturas se parece muy poco a la realidad o tiene unos tintes derrotistas que no son justos", ha advertido. "Sin perjuicio de las críticas que haya que tener, a veces nos pasamos de frenada a la hora de hablar de nosotros mismos y es algo que no debemos caer en ello porque los demás nos escuchan", ha dicho.

Por otro lado, se ha referido a los cambios estructurales de la economía andaluza que "también han venido por la parte de la formación de las personas", que son "los verdaderos protagonistas de lograr los hitos".

"Andalucía es competitiva hoy en día a nivel global fruto del esfuerzo y el talento de los andaluces", ha agregado, al tiempo que ha hecho hincapié en que la labor realizada por "todos, los gobiernos también, nos permite encarar el futuro, tras atravesar una dura recesión, con dosis de optimismo, sin triunfalismo, consciente de que hay margen de mejora y mucha tarea por hacer".

COYUNTURA

Ha recordado, por otro lado, que Andalucía va a crecer en 2017 en torno al tres por ciento, y, además, está siendo "un crecimiento bastante equilibrado entre sectores". En este aspecto, ha destacado la "especial significación de la industria" cuyo peso se sitúa en el 19 por ciento del VAB y cuya evolución positiva ha repercutido asimismo en las exportaciones, que han sido motor económico durante los años de la Gran Recesión.

En este punto, de igual modo, ha asegurado también que el empleo en Andalucía "siendo en número globales inaceptable y quedando mucho por hacer" crece al ritmo del 3,9 por ciento anual; añadiendo que el "objetivo es cerrar la brecha laboral de Andalucía".

"La internacionalización, industrialización, emprendimiento, conocimiento, talento... todo han sido marchas en el coche que han ido funcionando conjuntamente para que la economía andaluza haya ido cogiendo velocidad", ha dicho, pero "para mantener esta correcta senda" las empresas "han pensado en crecer, en innovar y crear empleo mejor", por lo que "todo es parte de un circulo vicioso asociado a la internacionalización".

También ha asegurado, tras la época de crisis, que se debe de abordar en el corto plazo una nueva etapa económica donde empiece a aumentar el consumo privado y la inversión de las administraciones.

Así, ha incidido en que uno de los retos del Gobierno andaluz es atraer inversiones privadas, tanto internas como internacionales, en torno a proyectos industriales estratégicos y a otras iniciativas que generen oportunidades de crecimiento y de empleo.

Las acciones en este sentido se enmarcan en la Agenda por el Empleo (2014-20), que se encuentra en su ecuador, y cuyo objetivo es recuperar los niveles de empleo previos a la crisis hasta alcanzar os 3,2 millones de personas ocupadas, de los que hasta ahora se ha recuperado el 60 por ciento de los puestos de trabajo perdidos (381.000). "Tenemos un récord de creación de empleos y los andaluces son los protagonistas de este éxito", ha asegurado.

El consejero ha dicho que, en breve, se comenzará a preparar el nuevo Plan Económico Horizonte 2027 con el fin de planificar las líneas estratégicas de actuación económica que se aplicarán a partir de 2020 y durante siete años, en cuyo diseño "contaremos con las empresas".

Por último, sobre la transformación de la universidad ha considerado como medidas urgentes "volver a la normalidad con las universidades, dejarlas en paz y sacarlas del debate político convencional; planificar el relevo generacional del profesorado ordenado y acompasado a los tiempos actuales; y la investigación, entre otros".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial