El sector de la distribución de alimentación da empleo al 11 por ciento de la población en Andalucía

Actualizado 22/10/2010 16:23:03 CET

CAEA celebra en Málaga unas jornadas andaluzas, que reúnen a unas 150 empresas

MÁLAGA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sector de la distribución de alimentación da trabajo en Andalucía por encima de la media nacional, empleando al 11 por ciento de la población, según se desprende de un estudio elaborado por la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación (CAEA). Además, esta actividad genera cerca del 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad, habiendo registrado en el pasado ejercicio una facturación de más de 13.800 millones de euros.

El subsector alimentario en Andalucía está representado por más de 39.000 establecimientos, que ocupan casi cuatro millones de metros cuadrados de superficie. La demanda está constituida por más de 8,3 millones de habitantes, que en el último ejercicio realizaron compras por más de 13.800 millones de euros.

Así se desprende del estudio 'El sector de la distribución alimentaria en el ámbito del comercio andaluz', elaborado por Manuel Perea, Antonio Miguel Palma y Francisco Manuel Campaña y que fue presentado este viernes en Málaga durante las II Jornadas Andaluzas del Sector de la Distribución de Alimentación, que organiza CAEA y en las que se han dado cita más de 150 empresas del sector.

Según el estudio, durante los últimos años el incremento de la ocupación en este sector comercial no ha dejado de crecer, aunque las variaciones intermensuales muestran cierta estacionalidad ligada al fenómeno turístico.

No obstante, "las fluctuaciones año a año son positivas, consolidándose este subsector como uno de los más importantes para el empleo en la región". De hecho, Andalucía ha pasado de contar con una densidad comercial inferior a la media de España antes del año 2000 a superar esta media, quedando por delante de comunidades como Madrid o Cataluña.

Pese a las buenas perspectivas del comercio alimentario en la Comunidad, el informe destaca que en el periodo 2004-2009 se produjo una reducción del número de establecimientos, pasando de 48.361 unidades a las 39.086 del último año. Ello implica la desaparición anual de algo más de 1.500 negocios desde hace seis años.

PROVINCIAS CON MÁS COMERCIOS

La provincia con mayor número de comercios dedicados a productos alimenticios y bebidas es Sevilla, con 8.650, seguida de Málaga, con 6.717, y Cádiz, con 6.385.

En cuanto al tipo de establecimientos, de los 39.086 existentes, 17.832 corresponden a comercio especializado, lo que supone el 45,6 por ciento del total. Dentro de este formato, las categorías más representativas son el comercio al por menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería (34,3 por ciento) y de carne y productos cárnicos (28,2 por ciento), a los que siguen pescados y mariscos (17,9 por ciento) y frutas y verduras (17,4 por ciento).

El 54,4 por ciento de los establecimientos restantes (21.254) lo conforman los no especializados o comercios mixtos, de los que el 74,1 por ciento son tradicionales no especializados; el 13,3 por ciento, autoservicios; el 6,7 por ciento, superservicios; el 5,3 por ciento, supermercados, y el 0,6 por ciento, hipermercados.

La facturación total de la oferta instalada en alimentación y bebidas asciende a 13.210 millones de euros, aunque, tal y como precisa el estudio, existen diferencias significativas entre los establecimientos especializados y los comercios mixtos.

Así, los establecimientos especializados --17.832 unidades, con una superficie de ventas de unos 445.800 metros cuadrados-- generan una facturación de 1.688 millones de euros, lo que supone un 12,8 por ciento de la oferta instalada en alimentación y bebidas.

Por su parte, el comercio mixto --con 3.909.664 metros cuadrados de superficie de venta, distribuidos sobre todo en comercio tradicional no especializado (30,9 por ciento), supermercados (27,3 por ciento) e hipermercados (26,6 por ciento)-- presenta una facturación de 11.522 millones (el 87,2 por ciento del total).

ESTABLECIMIENTOS

Por establecimientos, en lo que se refiere a autoservicios --entre 40 y 119 metros cuadrados y localizados sobre todo en Sevilla, con algo más del 22 por ciento del total de negocios de este tipo--, se advierte de una reducción del número de establecimientos en los últimos años, producida en todas y cada una de las provincias.

La evolución de los superservicios --entre 120 y 399 metros cuadrados, sobresaliendo también Sevilla, con el 27,8 por ciento del total regional-- está marcada por un fuerte descenso entre 2004 y 2005, volviendo a crecer hasta 2008. En 2009 se redujeron en más de 100 tiendas para volver a niveles por debajo incluso de 2005.

Respecto a los supermercados --entre 400 y 2.499 metros cuadrados--, hubo un descenso notable entre 2004 y 2005, produciéndose una ligera recuperación en 2006. Entre ese año y 2007 volvieron a bajar, aunque en 2008 se notó una leve mejoría. Actualmente, hay 1.132, un 22,4 por ciento menos que hace seis años.

En este caso, Sevilla y Málaga suman el 45,9 por ciento del total andaluz, con 281 y 239 unidades, respectivamente. Cádiz y Almería se mantienen por encima del centenar de establecimientos y el resto de las provincias aportan en torno al ocho por ciento.

La oferta comercial de hipermercados en Andalucía se ha mantenido en aumento en el periodo 2004-2009, llegando a contabilizar 119 establecimientos. La provincia con más unidades de este tipo es Málaga, con 29; seguida de Cádiz y Sevilla, con 25 y 24, respectivamente. Además, hay 17 con licencia comercial concedida que todavía no han abierto sus puertas al público.

El conjunto formado por los establecimientos especializados en alimentación también se ha visto reducido en casi un 20 por ciento en los últimos seis años, contabilizando, en la actualidad, 17.832 tiendas.

En relación con el comercio tradicional, el informe de CAEA resalta que es el que posee mayor representación en cuanto al número de tiendas. La progresión de esta fórmula comercial estuvo marcada por altibajos suaves entre 2004 y 2006, un fuerte descenso del número de establecimientos en 2007 y una reducción mantenida y más suave en los últimos dos años.

En total, en Andalucía se ha pasado de 19.520 comercios tradicionales no especializados con base alimentaria en 2004 a los 15.750 censados en 2009, concentrando Sevilla y Málaga casi el 40 por ciento de ellos.

Por último, este estudio incide en que el comercio mayorista en Andalucía, con 9.743 establecimientos al final de 2009 --la mayor parte en Málaga y Sevilla--, se encuentra inmerso en un proceso de transformación. Así, a lo largo de los últimos cinco años ha mostrado una tendencia decreciente, con una bajada del 11,8 por ciento de 2004 a 2009, siendo Cádiz, Jaén y Huelva las provincias que presentan pérdidas por encima de la media autonómica.

MOMENTOS "COMPLEJOS"

Durante la inauguración de estas jornadas, el presidente de CAEA, Jerónimo Martín, ha reconocido que el sector vive "momentos complejos", ya que "las cadenas productivas se empobrecen en términos económicos de forma vertiginosa y, con ello, todos los modelos productivos colaterales".

"Nos encontramos en una coyuntura severa", ha advertido Martín, motivo por el cual ha señalado que "estamos obligados a converger en pactos a todos los niveles", abogando por la constitución de una mesa de acuerdos en el sector agroalimentario, donde "productores, fabricantes y distribuidores, conjuntamente con las administraciones, trabajemos en un objetivo común para afrontar el futuro con más fortaleza".

Por su parte, el alcalde de la capital malagueña, Francisco de la Torre, que ha participado en la inauguración de estas jornadas, junto con el presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), Vicente García, ha hecho hincapié en la conveniencia de conseguir que exista una "convivencia" entre los centros de distribución alimentaria y la vida de la ciudad.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial