El subdelegado del Gobierno en Barcelona: "Las elecciones serán un soplo de aire fresco, el principio de la solución"

El subdelegado del Gobierno en Barcelona, Ablanedo
EUROPA PRESS
Publicado 05/12/2017 15:19:38CET

MÁLAGA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Barcelona, Emilio Ablanedo, ha asegurado que las próximas elecciones en Cataluña serán "un soplo de aire fresco en la realidad catalana, se celebrarán teniendo todo el mundo claro que también rige la ley de la gravedad, que no todo vale, que no se puede hacer todo lo que uno quiera saltándose incluso la ley". "No sé si serán la solución, pero sí estoy convencido de que serán el principio de la solución del problema", ha dicho.

En una conferencia en la Subdelegación del Gobierno en Málaga, con motivo del acto del aniversario de la Constitución española, Ablanedo se ha mostrado convencido de que la solución en Cataluña "pasará siempre por una cosa fundamental de la que nos hemos olvidado en muchas ocasiones, que es atender a los derechos de todos los ciudadanos, sobre todo de los no independentistas; porque somos las personas las que tenemos derechos".

Ha recordado las tres grandes manifestaciones de la Cataluña "silenciada y silenciosa" a favor de la unidad de España y ha dicho que el nuevo factor de las elecciones del 21 de diciembre "es la gran movilización que estamos detectando entre los no independentistas", apuntando que "se estima que podemos superar el 80 por ciento de participación y esperamos que haya sorpresas con la movilización de estas personas que hasta ahora nunca habían alzado su voz".

Ha apuntado que el nacionalismo "nunca ha sido mayoritario pero sí hegemónico" en cuando a la imagen que se ha trasladado. Ha asegurado que "han intentado separar Cataluña del resto de España y no lo han conseguido", pero ha lamentado que "sí han logrado una cosa gravísima, que es romper Cataluña por la mitad en términos personales y sociales en ocasiones dramáticos" y que haya personas "acosadas y que sufren demérito por aplicar y hacer cumplir la ley".

Ablanedo ha sostenido que Cataluña es "una parte esencial, constitutiva y fundadora de la nación española" y que los catalanes "fueron parte determinante tanto en la redacción de la Constitución como en la aprobación", recordando que tuvo "un 68 por ciento de participación y unos votos favorables de un 90 por ciento, un respaldo superior al que tuvo en Madrid". Además, ha apuntado que también se aceptaron otras constituciones anteriores que, igualmente, partían de la unidad de España.

"SALVANDO CATALUÑA" CON EL 155

El representante del Gobierno central en Barcelona ha defendido el cumplimiento de la ley y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con el que, ha dicho, "estamos literalmente salvando Cataluña, impidiendo que le pase lo mismo que a Quebec, que era la locomotora de Canadá" y, tras dos referéndum de autodeterminación "dejó de serlo y creció un 34 por ciento menos que el conjunto del país".

En este sentido, ha afirmado que la aplicación del 155 se está realizando "con normalidad y muchos funcionarios nos lo agradecen porque estamos haciendo que por fin la Administración de la Generalitat vuelva a atender los problemas de gestión y las necesidades de los ciudadanos y no al proceso independentista". Además, ha añadido que otras constituciones europeas tienen mecanismos "más agresivos".

Para Ablanedo, el artículo 155 hizo que "de forma inmediata, los niveles de desconcierto, de incertidumbre, angustia y tensión" que había desde el inicio del proceso independentista "disminuyeran en el conjunto de la sociedad" y supuso "retomar la legalidad, aumentar la confianza entre los agentes económicos, sentar las bases para el camino de la recuperación y garantizar que las elecciones se puedan desarrollar en condiciones de normalidad".

Ha indicado que actualmente la situación de Cataluña es "de gran expectación, pendientes de los resultados de las elecciones" y con un sector independentista "con gran capacidad de movilización", pero donde "el desconcierto ha aumentado" debido a que, ha precisado, "los pilares fundamentales en los que habían fundado su relato en los últimos cinco años se han derrumbado de forma estrepitosa".

En este contexto, ha aludido al argumento del reconocimiento internacional, apuntando que "muchos se han creído que pueden viajar gratis sin pagar ningún peaje y esto es obvio que no es así, porque el mundo no funciona como los ensueños de ciertas personas"; y también a la situación de riqueza, señalando que las empresas que se han ido "facturan el equivalente al 30 por ciento de Producto Interior Bruto catalán".

Ha señalado que el 1 de octubre "no hubo referéndum ni tampoco autodeterminación", explicando que así se lo dijo en su momento al cuerpo consular. Sobre lo primero, ha apuntado que no se reunían los requisitos y "no tienen mayoría suficiente para saltarse la Constitución ni hacer lo que están haciendo" y, respecto a lo segundo, "quien pretenda decir que Cataluña es una colonia no sólo falta a la verdad sino que insulta a esta tierra", ha manifestado.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha señalado que este año la celebración del Día de la Constitución "cobra un especial sentido en nuestras sedes gubernamentales garantes del consenso y de las normas que algunos han intentado obviar e incumplir, ignorando los preceptos", tras un "durísimo envite" recibido.

Briones también ha recordado el 4 de diciembre de hace ahora 40 años, celebrado este pasado lunes, que dio origen al Estatuto de autonomía de Andalucía, "en una lucha regida por el principio de solidaridad y convivencia; por la igualdad y no por la diferencia; por la unidad y no por la división".

Este año se han entregado los premios Caleta, que han recaído en el cuerpo consular, el Colegio de Abogados, la Policía Local, el servicio Emergencias 112, dependiente de la Junta de Andalucía; el Consorcio Provincial de Bomberos, Policía Nacional y Guardia Civil.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial