Un técnico de Marbella niega que estafara al Ayuntamiento con trabajos en jardines no realizados

Otro acusado reconoce que emitió facturas por tareas que sus empresas no ejecutaron

   MÁLAGA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El jefe del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Marbella (Málaga) en 2003 ha negado que planeara con otros dos acusados estafar 147.300 euros de fondos municipales con trabajos y obras en esa área que no se realizaron. Ha declarado que dio el visto bueno a las facturas creyendo que las tareas las habían hecho las empresas que figuraban, mientras que el administrador de las sociedades ha admitido que éstas no ejecutaron los trabajos, aunque sí emitió los recibos.

   La Sección Primera de la Audiencia de Málaga ha comenzado este miércoles el juicio a tres personas a las que la Fiscalía malagueña acusa de urdir un plan presuntamente para obtener fondos públicos, simulando la ejecución de obras y prestación de servicios en dicha área municipal que, según la acusación pública, no se ejecutaron. Solicita un total de 18 años de prisión para los tres procesados y está previsto que el juicio continúe el 8 de febrero.

   El entonces técnico municipal ha admitido que hizo informes sobre posibles plagas y su tratamiento, aunque ha precisado que no se especificaban ni las empresas ni el presupuesto porque era la primera vez que se hacía de forma externa al área. Ha apuntado que le consta que se hicieron los trabajos, porque se lo dijeron los encargados a pie de calle, "y tengo confianza en ellos"; y ha dicho que para él las tareas las realizaron las empresas que figuraban en las facturas a las que dio el visto bueno. También ha indicado que no era su cometido comprobar las sociedades.

   Por su parte, el administrador único de las empresas ha reconocido que emitió estas facturas, pero que los trabajos no los ejecutaron sus sociedades, porque la mayoría eran "inactivas". Ha explicado que una persona que actuaba de intermediario le dijo que el Ayuntamiento se encargaría de normalizar la situación y que las tareas se habían hecho, aunque no por quién, siendo a éste al que dio el dinero. Ha manifestado que se llevó un uno por ciento del IVA de las facturas y que en ese momento estaba mal de dinero.

   Asimismo, ha asegurado en el juicio que no tuvo contacto con los otros dos acusados, de hecho, ha indicado que no los conocía a ninguno, aunque en sus primeras declaraciones tanto policiales como en el juzgado sí admitió que había mantenido contactos con uno de ellos. Precisamente, este tercer acusado sí ha admitido en la vista oral que conoció al administrador de las empresas porque se lo presentó el intermediario como posible cliente para llevar a sus sociedades la contabilidad.

   Ha apuntado que finalmente nunca tuvo negocios con él y ha negado que trabajara alguna vez o tuviera contactos con el Ayuntamiento de Marbella. No obstante, el fiscal sostiene en su escrito de acusación inicial que en 2003 este procesado recabó la colaboración del administrador de varias sociedades, "todas ellas inactivas", para que emitiera a nombre de éstas facturas con destino a la empresa municipal Gerencia de Compras y Contratación Marbella por unos supuestos trabajos que "nunca se realizarían".

ACUSACIÓN

   Según la acusación, para el plan era "esencial" la intervención del entonces jefe de servicio del departamento de Parques y Jardines, que es ingeniero agrícola, subordinado inmediato del edil de dicha área, correspondiéndole la elaboración de los informes preceptivos previos a la realización de los trabajos, "requisito para la aprobación del gasto". El ministerio fiscal sostiene que realizó dos informes técnicos en enero de 2003 dirigidos al teniente alcalde delegado de Parques.

   En el primero indicaba la necesidad de un tratamiento para eliminación de la plaga de la procesionaria del pino en los pinares públicos del término municipal, consistente tanto en la utilización de medios personales como mecánicos y químicos contra las orugas, y al mismo tiempo las tareas de desbroce selectivo del terreno. Concluía que se requería contratación externa, por la imposibilidad de realizarlas con personal propio, precisa la acusación pública.

   El segundo informe se refería a la eliminación de tres plagas detectadas en los árboles y arbustos públicos, escrito en el que, según la calificación provisional del fiscal, a la que tuvo acceso Europa Press, también se indica que se tenían que contratar "de manera externa, debido a la imposibilidad de realizarlos con nuestros medios".

   Así, tras aprobarse los trabajos, el acusado administrador de las empresas supuestamente inactivas elaboró entre enero y febrero de 2003 varias facturas emitidas por distintas sociedades para trabajos supuestamente realizados en la parcela del parque público Xarblanca, en la zona de Pinares de Nagüeles y de Elviria y en todo el término municipal como manera preventiva.

   El fiscal acusa a los tres hombres por un delito de estafa y otro de falsedad, ambos continuados, por los que pide seis años de prisión para cada uno, al estar en concurso, y multa de 21.600 euros para el entonces jefe de servicio, por la agravante de prevalerse del carácter público, para el que pide también el mismo tiempo de inhabilitación; y de 10.800 euros para el administrador de las empresas inactivas y para el otro

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies