Reyes defiende las diputaciones y aboga por un debate "intenso" sobre la administración

Publicado 13/08/2016 11:20:25CET

JAÉN, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha defendido el papel de las diputaciones y ha abogado por abrir "un debate intenso" sobre el conjunto de la administración pública, pero con las competencias y los servicios como punto de partida.

"Una administración, una competencia y un servicio", según ha resumido Reyes en declaraciones a Europa Press. De esta forma se evitarían duplicidades. "La administración que sea capaz de prestar mejor ese servicio, con mayor garantías, con mejor precio y mejor calidad que se quede con él", ha dicho.

Esto conllevaría abrir "una profunda reflexión" porque lo que se demostraría es que "es un error hablar de diputaciones porque lo que hay que hablar es de servicios". Ha criticado que se haya hablado de la supresión de las diputaciones como "si eso fuera la panacea de todo" y que se haya hecho con argumentos "falsos" sobre la mesa.

Reyes no ha criticado abiertamente al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por haber acordado con Ciudadanos la supresión de estas instituciones en su acuerdo de gobernabilidad suscrito tras las elecciones del 20 de diciembre. Sin embargo, ha insistido en que lo que no se puede hacer es que "se junten ocho en una noche y se carguen las diputaciones sin pensar lo que viene detrás y además con argumentos falsos".

Ha apuntado que el PSOE llevaba en su programa la modernización de las diputaciones, pero no su supresión, aunque ha justificado que en una negociación "siempre se cede" para alcanzar el acuerdo y en aquel momento está cuestión fue la elegida.

Reyes ha insistido en que defenderá "siempre" el papel que juegan las diputaciones en general, y la de Jaén en particular, porque "presta servicios de calidad, más económicos y eficaces".

A su juicio, "es obvio que las diputaciones, como toda la arquitectura del Estado, deben evolucionar con la sociedad que las rodea y adaptarse a los nuevos tiempos para cumplir mejor con sus funciones, evitando duplicidades y siendo más eficaces y eficientes".

Sin embargo, ha apuntado que estos cambios no deben olvidar que "estas administraciones se sostienen en el artículo 141 de la Constitución española y, por tanto, proponer su supresión sin más, y sin un debate reflexivo y profundo previo de todas las fuerzas políticas, es cuanto menos irresponsable porque es proponer de manera unilateral y acelerada la reforma de la Constitución".

En esta dirección, ha insistido en que "hay que hablar de servicios, que es lo que realmente le importa a la ciudadanía, sobre todo a los hombres y mujeres del mundo rural, de los pueblos pequeños, que son los que por ley tenemos que atender desde las diputaciones".

Para Reyes, el objetivo de la Diputación está "muy claro" y no es otro que el que "cualquier ciudadano de nuestra provincia, independientemente de donde resida, tenga a su alcance unas infraestructuras y unos servicios dignos y de calidad, y oportunidades para desarrollarse como persona".

Esta filosofía, que según Reyes es común a todas las diputaciones, hace que sean "un instrumento de cohesión territorial, social y económica. "Es decir, que en cierto modo seamos las garantes de que todos los pueblos de la provincia ofrezcan unos servicios similares a sus vecinos, nos encargamos de equilibrar el mundo urbano con el rural", ha afirmado. Y todo, "con unos recursos realmente modestos, porque la Diputación de Jaén ha recibido este año 102 millones de euros del Estado para su financiación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies