Unos 225 participantes anillan 555 flamencos en el Parque Natural Marismas del Odiel

Anillamiento
CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE
Actualizado 17/07/2010 14:26:42 CET

HUELVA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha asistido a este sábado a la jornada anual de anillamiento de flamenco común que tiene lugar en el Parque Natural Marismas del Odiel (Huelva), en la que han tomado parte 225 personas entre voluntarios, técnicos y expertos procedentes de once asociaciones de voluntarios, científicos, universidades y colectivos conservacionistas. Durante la jornada se han anillado la totalidad de 555 pollos de flamenco nacidos en la colonia durante el presente año, con lo que se ha alcanzado una cifra aproximada de 1.550 ejemplares marcados en este espacio natural desde 2008, año en que se produjo la primera reproducción de flamenco en Marismas del Odiel.

En una nota, la Consejería del ramo afirmó que esta actuación de censo y marcaje ha permitido también confirmar la existencia de una población reproductora de esta especie situada en torno a las 800 parejas, lo que supone la duplicación de la cifra registrada el pasado año.

Así, Díaz Trillo ha recordado que fue apenas hace dos años, en la primavera de 2008, cuando Marismas del Odiel se incorporó al Paraje Natural Laguna de Fuente de Piedra (Málaga) como única colonia reproductora de esta especie en Andalucía. Aquel año, 500 parejas migratorias dieron lugar a 400 pollos; mientras que en 2009 se produjeron 300 nacimientos a partir de otras 400 parejas. El consejero ha afirmado que este 2010 ha supuesto "la consolidación definitiva de la colonia", con un incremento notable tanto en lo que se refiere al número de parejas como de pollos.

El consejero ha asegurado que la óptima situación que atraviesa la población de flamencos es resultado de las buenas condiciones ambientales y de las actuaciones desarrolladas por la Administración andaluza.

Igualmente, el titular de Medio Ambiente ha destacado el reciente arreglo de la isla en la que moran los flamencos desde 2008, degradada por el propio uso de esta especie y por los fuertes temporales. La isla está situada en una balsa de la salina industrial, en una zona con acceso restringido a fin de evitar molestias a la avifauna. Según el consejero, "la transformación de una parte de las marismas mareales del río Odiel en salinas industriales y la construcción de balsas de piscicultura benefician a la especie al generarse recursos alimenticios como la artemia".

Por otro lado, Díaz Trillo ha declarado que la gestión de la Junta ha propiciado en los últimos años la restauración ecológica de la ría, lo que ha dado lugar a logros ambientales referidos a otras especies.

Entre estos logros el consejero ha mencionado el aumento de la riqueza ornitológica de la zona con la nidificación en 2008 del flamenco rosa y, en 2009, con la primera pareja de águila pescadora que se reprodujo en la Península en medio siglo, "reintroducida tras ocho años de esfuerzos junto a otra que también crió en 2009 en Cádiz". Igualmente, ha destacado el buen momento que atraviesan las colonias de espátulas y charrancitos de este espacio natural, las cuales se encuentran entre las más importantes de Europa. Finalmente, la creciente investigación científica desarrollada en este enclave ha permitido este año la catalogación de una especie endémica que sólo vive en este humedal, el insecto akis saltesiana.

UN PROGRAMA DESDE 1986

Díaz Trillo ha recordado que el Programa de Anillamiento de Flamencos se desarrolla desde 1986 en Fuente de Piedra y desde 2008 en Marismas del Odiel. Este programa implica también el seguimiento de la especie, lo que ha permitido realizar 110.315 lecturas de flamencos anillados en Andalucía. La información obtenida es esencial para conocer diversos aspectos de la biología de esta ave singular, como la estructura de edades, tasa de reclutamiento o la tasa de mortalidad, entre otros parámetros, que según Díaz Trillo "sirven para comprender su dinámica poblacional y para desarrollar una gestión necesaria y racional".

Este programa de la Consejería de Medio Ambiente se enmarca en las actividades de la Red Mediterránea para el Estudio y Conservación de los Flamencos, así como en el Programa de Voluntariado Ambiental desarrollado en Andalucía, y su celebración se convierte en uno de los eventos más demandados en relación con la conservación del patrimonio natural.

Por último, el titular del ramo ha asegurado que se trata de una operación que requiere una planificación al detalle y en la que confluyen aspectos científicos, de conservación, y educación medioambiental, unidos a la participación e integración de la población en el espacio natural.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies