El Centro de Cría de Zarza de Granadilla (Cáceres) recibe cuatro cachorros de lince ibérico andaluces

Actualizado 16/03/2011 22:54:42 CET

ZARZA DE GRANADILLA (CÁCERES), 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico, situado en Zarza de Granadilla (Cáceres), ha recibido este miércoles los primeros ejemplares de linces, según el procedimiento establecido en la Estrategia Nacional para la Conservación del Lince Ibérico para la reintroducción del felino en la naturaleza.

Se trata de cuatro cachorros, Gitano, Granito, Galeno y Fábula, que proceden del Centro de Cría de La Olivilla, situado en el Parque Natural de Despeñaperros (Jaén), gestionado por la Junta de Andalucía. Los primeros son machos y nacidos en la Olivilla en 2010, mientras que Fábula es una hembra y nació en el mismo centro en el año 2009.

Este traslado se produce en virtud de la colaboración entre el MARM, la Junta de Andalucía y la Junta de Extremadura en el marco de la Estrategia Nacional y del Programa de cría en cautividad aprobado en Conferencia Sectorial, y que están coordinados por la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal.

Por el momento no podrán ser visitados en su nueva ubicación hasta que no se complete el período de adaptación al mismo, según ha informado el Ejecutivo extremeño en nota de prensa.

La situación "crítica" del lince ibérico, considerado como el felino "más amenazado del mundo, es suficientemente reconocida Internacionalmente", ha explicado el Gobierno regional. De ahí los "esfuerzos" que las distintas comunidades autónomas y el Ministerio de Medio Ambiente, están realizando para evitar su desaparición.

La Junta de Extremadura ha explicado que la reintroducción es una técnica de conservación para especies amenazadas de extinción. En este sentido, el Programa de Conservación Ex-situ se plantea como un esfuerzo multidisciplinar y solidario, integrado dentro de la Estrategia Nacional para la Conservación del Lince Ibérico, y en el que colaboran entidades autonómicas, nacionales e internacionales.

Las tres metas principales del programa de cría consisten en asegurar la conservación del material genético de la especie, crear nuevas poblaciones de lince ibérico a través de programas de reintroducción y tener un reservorio de población cautiva por si ocurriera algún incidente que conllevara la extinción de las poblaciones silvestres.

Extremadura en los últimos quince años ha venido realizando numerosas actuaciones de conservación para el lince ibérico, preparando los montes y regenerando la población de conejos, que es la principal fuente de alimentación del felino.

Por otra parte, desde noviembre de 2007, la Comunidad Autónoma participa en el 'Pacto Ibérico por el Lince', con el Ministerio de Medio Ambiente y las comunidades de Andalucía y Castilla La Mancha y Portugal, para el desarrollo de un programa común para todas las partes firmantes y está dirigido a la conservación y recuperación del lince.

El Centro de Cría en Cautividad de la Granadilla, que será inaugurado próximamente, se encuentra situado en el municipio de Zarza de Granadilla, al norte de la provincia de Cáceres, se trata de una inversión del MARM a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales, responsable de su ejecución y mantenimiento y está ubicado en una finca propiedad del OAPN del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en el ámbito del Programa de Cría que coordina la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal.

Con este ya están funcionando tres centros en España (los otros dos son El Acebuche, en Huelva, y La Olivilla, en Jaén) y uno en Portugal (Sintres).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies