La Consejería desarrolla medidas para la desaparición de los ejemplares de siluros en el embalse de Iznájar

 

La Consejería desarrolla medidas para la desaparición de los ejemplares de siluros en el embalse de Iznájar

Díaz Trillo
Europa Press/Archivo
Actualizado 14/12/2011 16:29:35 CET

SEVILLA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente, tras la aparición de siluros hace más de un mes en el embalse de Iznájar, que comprende parte de las provincias de Córdoba, Granada y Málaga, ha iniciado una serie de medidas para la desaparición de esta especie invasora exótica, que hacen daño al ecosistema andaluz, "muchas veces irreparable".

Según ha informado el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, en declaraciones a los medios tras presentar un libro sobre Doñana en Sevilla, tras haber notificado a la Fiscalía de Delitos Ambientales del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) este hecho para que sea investigada la "posible comisión de delito contra el Patrimonio Natural y la Biodiversidad", la Administración andaluza ha tomado una serie de medidas para su desaparición del embalse de Iznájar.

Así y como medida disuasoria y de control de la pesca intencionada de siluros, se ha prohibido la pesca deportiva de grandes peces en la modalidad de 'carpfishing' en este embalse. Asimismo, la Consejería ha mantenido reuniones con las organizaciones de pescadores de la zona, pues "hay que hacer un trabajo conjunto".

Además, estás medidas se han tomado para evitar que se produzca un efecto llamada de pescadores que suelen ir a capturar ejemplares de esta especie, como ha ocurrido en otras zonas de España donde ha aparecido el siluro. "Queremos evitar esto desde el principio", ha asegurado Díaz Trillo.

Por último, el consejero ha afirmado que la principal medida es "atacar el mal mayor, haciendo desaparece esta especie exótico que no tiene nada que ver con el ecosistema andaluz y que además es una especie depredadora que acaba con especies importante para nuestro ecosistema".

El siluro es una especie peligrosa que puede acabar con la biodiversidad en la zona y cuanto antes atajemos el problema mejor", advirtió el consejero en declaraciones al respecto anteriores.

La presencia de esta especie exótica en Andalucía, con la consiguiente amenaza que supone para la biodiversidad andaluza, ha llevó al Comité de Pesca del Consejo Andaluz de Biodiversidad a aprobar su inclusión en el Programa Andaluz de Control de la Especies Exóticas Invasoras, que desarrolla Medio Ambiente desde 2004.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies