Primer contacto de Consejerías para aportaciones a la Estrategia de Calidad del Aire

Actualizado 09/06/2017 18:30:02 CET

SEVILLA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha mantenido esta semana una primera reunión con otras Consejerías de la administración regional de acuerdo con lo establecido en el acuerdo del Consejo de Gobierno por el que se aprobó en 2016 la formulación de la Estrategia Andaluza de calidad del Aire.

Previamente a la convocatoria de la misma, según han indicado a Europa Press fuentes del departamento que encabeza José Fiscal, se ha elaborado un primer borrador en el que han esbozado los principales objetivos y contenidos de la estrategia, el cual se ha sometido previamente a conocimiento de la ciudadanía en la web de la Consejería por espacio de un mes.

Durante la reunión se ha realizado una extensa exposición del documento al reto de Consejerías, se han atendido las múltiples consultas que las mismas han realizado y, por último, se les ha solicitado que aporten por escrito sus sugerencias, tanto de revisión, como de incorporación, de las medidas propuestas en este borrador.

Con dichas aportaciones, más las consideraciones derivadas del proceso de información al ciudadano citado y teniendo en cuenta también las opiniones de los ayuntamientos, a los que se convocará a una próxima reunión, se elaborará un segundo borrador para continuar con el procedimiento de aprobación.

Se espera que sobre todo tengan aspectos que apuntar las consejerías de Empleo, Empresa y Comercio; Salud; Fomento y Vivienda; Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural; Turismo y Deporte; o Presidencia y Administración Local, de la que dependen las relaciones con los consistorios.

Las corporaciones a los que se ha remitido el documento son, al margen de los de las capitales de provincia y las grandes ciudades, algunos municipios con casuísticas concretas de problemas en la calidad del aire, como aquellos del Polo Químico de Huelva, el Campo de Gibraltar o, en la zona de Jaén, Bailén o Villanueva del Arzobispo.

DOS MILLONES ANUALES HASTA 2020

La Consejería ha establecido un presupuesto de dos millones de euros anuales hasta 2020 --es decir, un total de ocho millones-- de cara a la implantación de la estrategia, que pretende realizar un diagnóstico exhaustivo de la calidad del aire en todo el territorio andaluz, determinando las posibles fuentes contaminantes que inciden en la misma.

Con esta estrategia se establecerá también un marco de colaboración para la elaboración de planes de mejora en situaciones en las que se incumpla la normativa vigente, además de fijar unos objetivos de reducción de los niveles de contaminantes y de trazar las líneas a seguir para intentar cumplir cuanto antes los límites legales y los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este documento partirá asimismo de un análisis de todas las zonas en las que se divide Andalucía, considerando los principales contaminantes y sus valores, además de determinar los principales sectores responsables de las emisiones. Así, en función de la situación de cada área, se plantearán unos objetivos alcanzables, para lo cual se dispondrá de una serie de medidas particularizadas para aplicar a cada contaminante. Cabe destacar que la zonificación actual de Andalucía se articula en un total de 13 zonas para los contaminantes y partículas en suspensión (PM10 y PM2, 5), mientras que para el resto de contaminantes Andalucía se divide en 12.

Los resultados provisionales de este texto aclaran que la mayoría de los contaminantes que inciden en la calidad del aire en Andalucía ofrecen valores inferiores a los límites legales vigentes en la normativa europea. No obstante, en algunas zonas concretas existen problemas debido especialmente a la emisión de sustancias procedentes del tráfico de vehículos y, en algunos casos, por emisiones industriales, dando lugar a puntuales superaciones de los límites legales. A ello hay que añadir otro tipo de contaminación que supone un problema generalizado en todo el territorio, como los elevados niveles de ozono que se evalúan en época estival.

La actual normativa solo obliga a elaborar planes de acción a corto plazo o planes de mejora de la calidad del aire en situaciones de riesgo o superación de los límites legales de determinados contaminantes, respectivamente. Sin embargo, existen sustancias que, aunque no superen los límites, pueden ver reducidos sus niveles ambientales adoptando las medidas adecuadas, para lo cual se precisa de la colaboración de todas las administraciones, sobre todo de los ayuntamientos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies