Fiscal: "Hace veinte años probablemente ya habría cortes de agua en las grandes ciudades"

José Fiscal, durante su intervención
EUROPA PRESS
Actualizado 21/12/2017 17:23:18 CET

SEVILLA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha puesto este jueves en valor la actualización de los planes hidrológicos emprendidos por la administración como consecuencia de la actual situación de sequía, asegurando al respecto que "si esto hubiese ocurrido hace quince o veinte años muy probablemente ya habría cortes de agua en las grandes ciudades".

"Hoy no los hay, y a medio plazo no se prevén problemas en el abastecimiento general, aunque sí en el de pequeños municipios que se nutren de pozos", ha explicado Fiscal en el marco de un desayuno-coloquio organizado en Sevilla por el Grupo Joly, y en el que ha sido presentado por el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, que lo ha calificado de "hombre comprometido con el medio ambiente y entrañable, consciente del momento en que vivimos y que plantea los asuntos de frente desde la honestidad personal".

La sequía es uno de los principales asuntos que el consejero ha tratado en el marco de una intervención con la Ley de Medidas contra el Cambio Climático --que esta semana ha superado el debate de totalidad en el Parlamento-- como 'leitmotiv' de base en el que, de forma transversal, ha repasado varios de los planes de su departamento.

De esta forma, ha señalado la importancia que la sequía tendrá en Andalucía en los próximos años en la medida en que éstas serán cada vez más largas, duras y recurrentes. Así, la Junta ha reflejado su reacción en los planes hidrológicos y cuencas que gestiona, con su efecto tanto en la cantidad como en la calidad del agua y en las "formas extremas" que ésta adopta en forma de sequías e inundaciones. El Ejecutivo regional "no se pone de perfil y actúa con valentía" mediante los planes especiales de alerta, con Andalucía Oriental como la zona que antes suele sufrir este tipo de problemas.

En materia de aire, y con los 6,11 toneladas métricas de CO2 por habitante y año en 2012 como referencia, Fiscal ha recordado que un andaluz emite al año 1,1 toneladas menos que un español y casi tres menos que un europeo, lo que se debe al programa de mitigación.

"HAY QUE PREPARARSE PARA LO INEVITABLE"

Con todo, "hay que prepararse para lo inevitable", ya que aunque se actúe estos gases "se quedan en la atmósfera" y acaban afectando. Para ello, la Junta trabaja en la Estrategia Andaluza para la Calidad del Aire, normativa pionera en el sentido de que hasta ahora no existía una normativa que interesara la actuación en toda la comunidad con el "obvio" objetivo de la mejora en este ámbito.

Asimismo, se considera un área "estratégica de primer orden" las acciones de mitigación de incendios forestales dentro de la Ley de Cambio Climático. En este sentido, la norma establece los instrumentos de planificación en materia de gestión forestal y medio ambiente contenidas en el Plan Andaluz de Acción por el Clima. Será un documento de referencia para el Plan Forestal Andaluz y para los documentos de gestión de los incendios forestales, más concretamente para las actuaciones del Plan Infoca.

"NO SOMOS INGENUOS"

En relación a la normativa, el titular autonómico de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que se ha congratulado de que ahora sí exista consenso absoluto en cuanto a la existencia del problema y que ha valorado que el texto esté "repleto" de aportaciones de la sociedad civil que, incluso, han retrasado algo la tramitación del mismo, ha manifestado que Andalucía "tiene que aportar su grano de arena" en la solución del problema, aunque "ingenuos no somos", en referencia al carácter global del problema.

A este respecto, asegura que la Junta tiene "la obligación real y técnica" de promover esta ley y no "quedarse de brazos cruzados", habida cuenta de que el Estado ya está enfrascado en la redacción de su propia norma --, que países como Francia e Inglaterra ya las tienen o que el País Vasco "nos ha pedido el texto".

Y es que Andalucía es una de las zonas que más sufre los "estragos" y consecuencias del cambio climático, si bien la protección de un tercio del territorio habla a las claras, en su opinión, de esa "preocupación" por el medio ambiente existente en la comunidad y que se ha traducido en una ley para frenar las consecuencias del calentamiento global, que de seguir en la actual dinámica podría suponer diversos escenarios que van desde la subida de 1,5 hasta cinco o seis grados en la media de temperatura para el año 2100.

Pese a que los escenarios climáticos, de este modo, cambiarán, la Junta ya hace lo posible por ir adaptándose a la situación y así, por ejemplo, en la recuperación del incendio de Las Peñuelas, en Doñana, se ha tenido este aspecto en cuenta a la hora de repoblar la zona.

La ley, que no es "estática", establece 12 áreas estratégicas prioritarias para la adaptación al cambio climático en Andalucía. En cuanto al régimen sancionador, Fiscal ha recordado que el objetivo de la ley no es éste y ha expresado su convencimiento de que este ámbito será "casi anecdótico".

OTROS ASUNTOS

Ya sobre otros asuntos, el consejero ha recordado que el Gobierno ha rechazado llevar a cabo el dragado de profundización del río Guadalquivir, algo con lo que está de acuerdo "al cien por cien". Asimismo, ha rechazado que Doñana se encuentre en peligro o que vaya a desaparecer de la Lista de Patrimonio de la Humanidad, criticando la "demagogia" existente en este asunto, aunque sí ha reconocido que sobre el espacio penden "amenazas" y una sobreexplotación contra la que se trabaja "codo con codo" con el Estado.

En materia hidráulica, ha especificado que las obras más importantes de depuración y abastecimiento dependen del Gobierno central y que en todas las provincias hay actuaciones que, de estar realizadas, mejorarían "muchísimo" la situación.

Respecto a los programas de especies, ha reivindicado la actuación andaluza para proteger el lince ibérico poniendo en valor el "importantísimo" tejido empresarial que genera en forma de turismo de naturaleza. También ha calificado de "leyenda urbana" que se quiera reintroducir al lobo, explicando que el LIFE existente sólo contempla la protección de la "exigua y mínima" población que hay en la zona de Andújar (Jaén).

Por último, ha expresado su deseo de que el hotel del Algarrobico pueda derribarse "pronto", pues "pocas cosas me darían más satisfacción". En este sentido, la Comisión Mixta Bilateral Junta-Estado analiza este jueves la sentencia del Supremo que obliga a la vía civil, frente a la pretensión del Ejecutivo andaluz de proceder a las actuaciones por la vía administrativa, "que entendemos apropiada y con la que el periodo de tiempo para derribarlo hubiera sido, con total seguridad, muchísimo menor que con la civil". Con todo, ha insistido en que la demolición "no tiene vuelta atrás", si bien "somos respetuosos con las resoluciones judiciales y, nos guste o no, habrá que hacerlo".