Ecologistas en Acción pide elevar a la Fiscalía el vertido detectado en Cobre las Cruces

Actualizado 22/10/2010 20:35:25 CET

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La federación sevillana de Ecologistas en Acción cree que el vertido detectado en el arroyo Garnacha, a cuenta de la rotura de una tubería del complejo minero que explota en suelos de Gerena, Guillena y Salteras la compañía Cobre las Cruces, filial de la canadiense Inmet Mining, no constituye un hecho aislado y que "probablemente", la explotación minera ha ocasionado otros vertidos al menos en el último año. A tal efecto, el colectivo reclama a la Consejería de Medio Ambiente una "investigación profunda" de las conducciones que enlazan las balsas de aguas de contacto y la elevación del caso al Ministerio Público.

El coordinador de Ecologistas en Acción en la campaña contra 'Cobre las Cruces', Isidoro Albarreal, ha señalado a Europa Press que "probablemente", este vertido que ha motivado la incoación de un expediente sancionador contra la compañía por parte de la Consejería de Medio Ambiente "no sea el único en el último año", toda vez que sobre la cúpula directiva y técnica de la empresa pesa ya una imputación por un supuesto delito medioambiental a cuenta del descubrimiento en 2008 de 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas, un desequilibrio en el sistema de drenaje e inyección y un posible episodio de contaminación en este cauce hídrico.

Mientras el expediente sancionador incoado por la Consejería de Medio Ambiente alude a un vertido de 80 metros cúbicos de aguas de contacto procedentes de la explotación minera y derivados al cauce del arroyo Garnacha, Isidoro Albarreal ha reclamado a la Administración autonómica una "investigación profunda" de todas las conducciones que enlazan las balsas de aguas de contacto del complejo minero, labores en las que habrían de colaborar el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y la Agencia Andaluza del Agua.

Además, ha reclamado al Gobierno andaluz que eleve el caso a la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico, que de hecho promueve la denuncia que ha motivado las diligencias incoadas por el Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla sobre los efectos del complejo minero en el cauce del acuífero Niebla-Posadas.