Las empresas participadas de Medio Ambiente generan una actividad de más de 18 millones de euros en 2017

Publicado 10/02/2018 11:34:43CET

SEVILLA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El balance de las actividades correspondientes al año 2017 de las empresas de capital público-privado en las que participa la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) ha supuesto un volumen de negocio de más de 18 millones de euros, arrojando además un saldo positivo de 1,7 millones de euros, de los que 462.310 euros repercuten directamente en la agencia pública empresarial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Estas sociedades suman un total de 165 empleos directos y generan otros 245 indirectos.

La actividad de las empresas participadas por la agencia está relacionada con la gestión de residuos eléctricos y electrónicos; neumáticos usados; residuos procedentes de la construcción y demolición; la recuperación, reciclaje, limpieza de bidones y contenedores metálicos y plásticos; la producción de madera para palets y el aprovechamiento de productos forestales, según ha informado la Junta en un comunicado.

Fruto de esta colaboración público-privada, durante el año 2017 se ha dado tratamiento y gestión adecuados a un volumen de 173.837 toneladas de residuos de diferente tipología y 51.402 unidades de envases industriales reutilizados, lo que ayuda a preservar el medio ambiente, generar valor y fijar población en Andalucía.

Entre los datos más significativos de dicha gestión de residuos se encuentran 21.827 toneladas de residuos procedentes de aparatos eléctricos y electrónicos; 2.237 toneladas de neumáticos fuera de uso o 41.348 toneladas de residuos de construcción y demolición. Por otro lado, las sociedades participadas han producido de forma directa 139 toneladas de productos forestales, además de unos 18.000 metros cuadrados de madera, repartidos en serrín, astilla y corteza.

En esa línea y en el marco del Plan Estratégico 2016-2019, esta entidad pública de la consejería está trabajando una línea de "potenciación de la economía verde y el desarrollo sostenible del territorio" mediante la creación de un 'clúster verde' andaluz sobre la base del tejido productivo medioambiental existente y que esté constituido por empresas e instituciones complementarias, que desarrollan sinergias para la eficiencia y el aumento de su competitividad, optimizando la innovación y promoviendo el desarrollo de nuevos negocios.