Un informe de la Junta apunta a un 97% de aguas marinas "excelentes"

Presentación de los datos del Libro de Medio Ambiente de 2016 en Andalucía
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 03/05/2017 15:17:01 CET

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, José Fiscal, ha presentado una nueva edición de 'Medio Ambiente en Andalucía. Datos Básicos 2016', un documento, de carácter periódico desde 1995, que incluye información diversa tanto a nivel estadístico como cartográfico de la situación actual del medio ambiente andaluz: el libro está disponible en papel y en formato electrónico y puede descargarse a través del sitio web de la Consejería, www.juntadeandalucia.es/medioambiente.

Como datos destacados, Fiscal ha aludido en rueda de prensa a los relativos a la calidad de las aguas marítimas, de las que un 97,1 por ciento son "excelentes". La publicación recoge cómo la carga contaminante presenta una tendencia de reducción en la región andaluza, tanto por los vertidos urbanos como industriales, ya que los primeros han descendido un 32 por ciento desde el año 2002 y los segundos un 48 por ciento durante los últimos 12 años.

En lo concerniente a los espacios naturales de Andalucía, la declaración de Zonas de Especial Conservación de la Red Natura 2000 ha mostrado un gran dinamismo a lo largo de los últimos años y el proceso se completará a lo largo de este año.

En su intervención, el consejero ha incidido en que "uno de los retos ambientales de Andalucía, sin ningún lugar a dudas, es aunar el desarrollo económico con la preservación del medio ambiente". En relación a esta cuestión, en el año 2014 existían en la región un total de 31.722 empresas y entidades relacionadas con el medio ambiente.

La agricultura y la ganadería ecológicas, la gestión sostenible de la energía, la gestión de los espacios protegidos y las actividades forestales son algunos de los sectores con mayor peso. Fiscal ha subrayado que "se puede observar la progresión ascendente de otras áreas de actividad como los residuos y el reciclaje, la gestión sostenible de los recursos hídricos y la descontaminación de espacios, así como la construcción sostenible".

En cuanto a la energía, los datos se muestran de nuevo esperanzadores, aunque sea necesario seguir trabajando en ellos, pues las energías renovables gozan de una tendencia al alza y se mantienen como tercera fuente de mayor aporte al consumo total, con un 17,2 por ciento.

En la presentación, el consejero ha subrayado que esta publicación persigue dos objetivos fundamentales: por un lado, conseguir que los datos que integra estén disponibles para todos los ciudadanos en cualquier momento y en cualquier lugar, abundando en las políticas de transparencia y de libre acceso de la información ambiental.

Por otro, se pretende facilitar que puedan ser reutilizados en estudios o análisis por parte de los interesados por las diferentes materias, generando nuevo valor añadido en línea con las políticas de datos abiertos. Según Fiscal, "asegurar un flujo de información actualizado, veraz y ajustado a la realidad es fundamental en un territorio tan vulnerable frente al cambio climático como Andalucía y con tantas posibilidades de adaptación y resiliencia".

VARIAS ÁREAS TEMÁTICAS

El libro se divide en varias áreas temáticas que abarcan desde el contexto territorial de la región a sus recursos naturales, profundizando en cuestiones como el clima y el cambio climático, el relieve y el suelo, el agua, la vegetación y la ocupación del suelo, los espacios naturales andaluces, la gestión del medio natural en relación a los montes, la actividad cinegética y piscícola y la rica biodiversidad y geodiversidad existente en la comunidad.

También se centra en el sistema productivo vinculado al medio ambiente, cómo se gestionan los residuos y cuáles son las principales acciones vinculadas a la calidad y prevención ambiental en Andalucía. La publicación incluye además apartados sobre datos relativos al medio ambiente urbano, la participación social y los principales indicadores ambientales. Por último, difunde información de interés sobre la planificación de actuaciones, la normativa que las regula y los presupuestos de la Junta de Andalucía.

El consejero ha destacado los resultados positivos en el área de biodiversidad. En este sentido, ha asegurado que "esto responde a un esfuerzo ingente por parte de esta Consejería en la gestión de las especies amenazadas, así como en el grado de cumplimiento de la normativa y de las estrategias".

Según se refleja en 'Medio Ambiente en Andalucía. Datos Básicos 2016', en 2015 la Consejería contó con un total de 12 proyectos europeos LIFE con un presupuesto de 85,2 millones de euros para lograr sus objetivos. "Algunos de ellos son muy conocidos como el Iberlince, pero hay programas en diversos campos en relación al cambio climático, como el Adaptamed y el Blue Natura; o de protección de ecosistemas valiosísimos, como el Podisonia o el Biodehesa", ha recordado José Fiscal.

De su lado, el jefe de servicio de Evaluación y Análisis Ambiental, Francisco Cáceres, ha ofrecido algunas claves relacionadas con el cambio climático al señalar que 2016 fue en Andalucía un año "seco", con una incidencia cada vez mayor en anomalías térmicas al alza en un proceso que comenzó a principios de los años 90 y que supone que las estimaciones "se van cumpliendo" en el caso andaluz, con un grado por encima de lo normal hasta ahora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies