La Junta adecenta el entorno del recinto romero de Niebla

Obras en el entorno del recinto romero de Niebla.
EUROPA PRESS/JUNTA
Actualizado 07/04/2017 17:08:20 CET

NIEBLA (HUELVA), 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Huelva trabaja en la actualidad en el mantenimiento y conservación del arroyo Lavapiés, en el término municipal de Niebla. El cauce presenta problemas de colmatación de áridos y de acumulación de restos vegetales que merman su funcionalidad, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

El ecosistema hídrico de la zona es de un alto valor medioambiental y el entorno es de especial interés para los ciudadanos iliplenses porque durante el último fin de semana de mayo se celebra la romería de Niebla, en honor a Virgen del Pino. La delegada del ramo, Rocío Jiménez, ha supervisado los trabajos junto a técnicos de la Delegación Territorial. En concreto, una cuadrilla de trabajadores realiza un desbroce manual al que le sigue una máquina retroescabadora sobre cadenas.

El cauce presenta una olmeda decadente gravemente afectada por la grafiosis y con una gran cantidad de pies secos de gran porte. Los operarios están procediendo al corte y eliminación, respetando los pies sanos en el tramo de la actuación.

"Por sus características, este arroyo está en la programación de las actuaciones de restauración del dominio público hidráulico que llevamos a cabo en la provincia dando prioridad a los casos más urgentes", ha precisado Rocío Jiménez.

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio mantiene dos líneas de actuación. Por una parte coordina un servicio para la limpieza y acondicionamiento de cauces encomendado a la empresa pública Tragsa. Por otra, autoriza las solicitudes de particulares, ayuntamientos, comunidades de regantes y otros interesados para realizar estas tareas en los cauces públicos. La legislación sectorial de aguas establece como requisito la autorización expresa del órgano de cuenca.

Para los cauces de la demarcación Tinto, Odiel y Piedras, así como en la subcuenca del Chanza, las solicitudes deben presentarse en la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Así, los trabajos deben ajustarse a las prescripciones establecidas por la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico. De esta forma, se evitan daños a terceros y se alcanza el objetivo de la recuperación hidráulica de cauces sin merma de sus valores ambientales.

En cuanto a los casos de intervención directa de la Delegación Territorial, también se realiza un análisis de las peticiones de los ciudadanos y los ayuntamientos que pueden verse afectados por desbordamientos de cauces. En otros casos, los guardias fluviales detectan situaciones de riesgo.

"Después de este análisis necesario se determinan las necesidades y se procede a su reparación en la medida de lo posible", ha explicado la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Las actuaciones persiguen eliminar las acumulaciones de residuos que colmatan los cauces provocando bloqueos en la capacidad de desagüe de los puentes y obras de paso y consiguientes inundaciones como consecuencia de las lluvias. Al mismo tiempo se lleva a cabo un control periódico de la vegetación invasora, como las cañas (Arundo donax L.) que taponan las secciones por las que discurren los cauces.

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio contó para este programa con un presupuesto inicial de 200.000 euros, de los que 77.500,00 se ejecutaron a finales de 2016. Los 122.500 pendientes se suman a otra partida de 377.500 aprobada para 2017 para un total de medio millón de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies