Junta aprueba el Programa Andaluz de Suelos Contaminados 2018-2023

Actualizado 04/05/2018 19:42:35 CET

SEVILLA 4 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha aprobado mediante una Orden el Programa Andaluz de Suelos Contaminados 2018-2023, un documento que establece las directrices de actuación en esta materia en Andalucía, con el fin de prevenir la contaminación y recuperar los terrenos afectados por contaminación histórica.

Esta iniciativa, publicada en el Boletín Oficial de la Junta de
Andalucía (BOJA), determina también implantar mecanismos de información,
seguimiento y control; así como promover la coordinación y cooperación entre los diferentes agentes implicados.

Para el cumplimiento de estos objetivos, el programa contempla doce líneas de actuación, que incluyen un total de 24 medidas que se financiarán con medios propios de la consejería y a través de los fondos europeos Feder.

El documento prevé asimismo la creación de una Comisión de Seguimiento integrada por representantes de la Junta de Andalucía (con competencias en suelos, aguas, minas y salud), municipios, asociaciones ecologistas, organizaciones sindicales, organizaciones de consumidores y usuarios, comunidad docente e investigadora, organizaciones empresariales y cuatro expertos.

Este instrumento de actuación se desarrolla en el marco del reglamento andaluz que regula el régimen jurídico y técnico aplicable a la gestión de los suelos contaminados y a las actividades susceptibles de ocasionar impacto ambiental en los mismos. Esta norma, aprobada por el Gobierno de la Junta de Andalucía en el año 2015, se adapta a la Ley andaluza de Gestión Integral de la Calidad Ambiental (GICA) y a las diferentes legislaciones estatales y europeas aprobadas en los últimos años en materia de calidad de suelos.

También regula las competencias específicas de los ayuntamientos ya reconocidas en la Ley de Autonomía Local de 2010, entre ellas las relativas a la declaración, delimitación, aprobación de planes de contaminación o desclasificación de los suelos contaminados situados en sus términos municipales.