Junta autoriza abrir zonas y batida de animales en la zona del incendio de La Granada

Incendio forestal en La Granada de Riotinto
INFOCA/Archivo
Actualizado 02/03/2018 17:34:31 CET

HUELVA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Huelva ha aprobado nuevas medidas para procurar la restauración de la superficie afectada por el incendio originado el pasado septiembre en La Granada de Riotinto y que afectó a más de 4.000 hectáreas.

En concreto, Medio Ambiente ha decidido las aperturas de zonas al ganado sin llegar a poner en riesgo las explotaciones agropecuarias del entorno, llevándose a cabo la permeabilidad cinegética en consenso con los propietarios de fincas, así como autorizar para este sábado una batida de gestión reducida de ciervos, jabalíes y muflones por parte de la sociedad Cazadores de Jarrama en superficie no quemada por el incendio, ha informado la Junta en una nota.

Se trata de unas actuaciones centradas en reducir la carga cinegética en el coto 'Dehesa de Jarrama', en el término municipal de Zufre, a partir de la recomendación del grupo de trabajo técnico-científico creado para la recuperación de la zona y las directrices del Plan Integrado de Caza aprobado por la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos.

También habrá una actuación selectiva con agentes para reducir al mínimo recomendado el número de ejemplares, tal y como recoge el Plan Integrado de Caza con aviso de urgencia. Según los técnicos, la población actual incide negativamente en la restauración vegetal de la zona y, por tanto, en la supervivencia de estas especies de fauna.

Desde la Junta aseguran que los muestreos realizados los pasados 29 de enero y 2 de febrero determinaron que la población de ciervos y muflones es superior a la capacidad de carga del monte y las conclusiones instan a reducir el número de herbívoros.

La resolución de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio obliga a la sociedad de cazadores a entregar las reses abatidas para consumo humano a entidades con fines benéficos de las localidades del entorno del coto, de Nerva, Higuera de la Sierra y Aracena. La batida de gestión es una actividad de control, por lo que está prohibido el aprovechamiento cinegético.