La Junta comienza la próxima semana en Granada la limpieza de cauces de ramblas de la Cuenca Mediterránea

 

La Junta comienza la próxima semana en Granada la limpieza de cauces de ramblas de la Cuenca Mediterránea

Publicado 13/07/2017 11:22:33CET

GRANADA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio comenzará la próxima semana los trabajos de limpieza en cauces y ramblas de la Cuenca Mediterránea, que en una primera fase se centrarán en los cauces de Motril y Salobreña para después continuar las labores en la zona de Albuñol, fijadas en próximas semanas.

El presupuesto para llevar a cabo los distintos trabajos de retirar de la vegetación, así como los diversos residuos que se acumulan en los cauces de los ríos, arroyos y ramblas de la Cuenca Mediterránea, en estos municipios alcanza los 400.000 euros. Esta cifra forma parte de una inversión global de un millón de euros a invertir en los próximos 24 meses, según detalla en una nota el Gobierno andaluz.

Los trabajos son el acondicionamiento y recuperación ambiental en los cauces, a fin de facilitar el discurrir de las aguas. Será preciso desbrozar vegetación, retirar del cauce depósitos de acarreos, residuos sólidos vertidos o arrastrados por las aguas, árboles o troncos caídos.

También se hará una poda selectiva de vegetación de ribera, se reconstruirán defensas de márgenes y se retirarán lodos y sedimentos, todo ello centrado en la limpieza de tramos de cauces canalizados o cubiertos, de puentes y obras de fábrica.

Para la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio "este programa de limpieza de cauces es fundamental para recuperar el funcionamiento natural del río, recuperando los procesos hidrológicos, evitando con ello inundaciones de las zonas limítrofes, más en esta zona de la cuenca mediterráneas sometida a una dinámica fluvial cambiante con grandes crecidas y riadas puntuales cuando se producen lluvias torrenciales y caudales bajos o nulos en la mayor parte del año".

Anualmente, como consecuencia de las lluvias, se producen acumulaciones de residuos que colmatan los cauces, provocando bloqueos en la capacidad de desagüe de los puentes y obras de paso que deben ser eliminados para evitar inundaciones que puedan provocar efectos indeseados.

De la misma forma, existe una vegetación invasora (no autóctona) como las cañas que periódicamente debe controlarse debido a que taponan las secciones por las que discurren los cauces limitando su capacidad de evacuación de aguas.

También la actividad humana está detrás de la situación de ramblas y cauces, lugares en donde van a parar materiales sólidos y otros restos, incluidos los de la agricultura, que por su carácter temporal, furtivo y esporádico son difícilmente percibidos pero que proporcionan numerosos obstáculos en la capacidad de desagüe de los cauces de los ríos, arroyos y ramblas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies