La Junta descarta "un nuevo Boliden" en Las Cruces y destaca el cumplimiento de los controles

 

La Junta descarta "un nuevo Boliden" en Las Cruces y destaca el cumplimiento de los controles

Actualizado 27/06/2010 15:34:21 CET

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Francisco Javier Fernández, defendió los "exhaustivos controles" medioambientales impuestos en la planta de 'Cobre las Cruces', --que explota la mayor mina a cielo abierto de Europa en suelos de Gerena, Guillena y Salteras--, y tras destacar el cumplimiento de "todos los parámetros" por parte de la compañía, descartó toda posibilidad de "un nuevo Boliden", en alusión a la catástrofe medioambiental desencadenada en 1998 a cuenta de la ruptura de la balsa de lodos tóxicos de la antigua mina de Aznalcóllar.

Durante una entrevista concedida a Europa Press, el delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente expuso la vigilancia de las autoridades sobre el complejo minero de 'Cobre las Cruces', filial de la multinacional canadiense 'Inmet Mining' y objeto de una intensa campaña de advertencias y acusaciones por parte de los colectivos ecologistas.

El Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla, en ese sentido, tiene fijadas para los días 7 y 8 de septiembre las comparecencias de los principales directivos de la compañía a cuenta de la querella promovida en su contra por la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico, a la que atribuye supuestos delitos medioambientales después de que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) descubriese 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas, un desequilibrio en el sistema de drenaje e inyección y contaminación en dicho acuífero.

"MÁXIMOS CONTROLES"

Dado que han pasado años desde que la CHG descubriese tales incumplimientos, Fernández defendió el "control exhaustivo" que actualmente afronta la mina en materia medioambiental, "desde el ruido de las detonaciones, a la limpieza y el tratamiento de los minerales", porque a día de hoy, "todo eso está sujeto a los máximos controles medioambientales" Y 'Cobre las Cruces' "está cumpliendo todos los parámetros".

"Los primeros interesados son ellos, porque ante cualquier incidencia, se paralizaría la explotación", aseguró el delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente, quien recordó que un técnico "residente" de dicho departamento supervisa 'in situ' permanentemente el cumplimiento de todas las medidas de protección medioambiental y la Autorización Ambiental Unificada (AAU) es "actualizada periódicamente".

LECTURAS DE PH Y COBRE

Además, recordó que el vertido de la planta al río Guadalquivir está permanentemente controlado por "un sensor" que mide los niveles de acidez o alcalinidad (PH) del agua evacuada por la planta, además de las partículas de cobre que pudiera contener. Este sensor, según recordó "está automatizado y funciona las 24 horas" y de sus lecturas se desprende que las instalaciones mineras vierten "correctamente" y en el marco de los parámetros autorizados.

Por eso, Fernández quiso lanzar un mensaje de "tranquilidad" a la ciudadanía porque "desde la Administración, se están adoptando todas las cautelas" sobre este gran complejo minero, el más grande a cielo abierto de toda Europa.

Por último, destacó las grandes distancias que separan esta explotación de la mina siniestrada en 1998 en Aznalcóllar tanto en materia de tecnología, metodología y prácticas, como en el plano de la vigilancia medioambiental, lo que le llevó a descartar que 'Cobre las Cruces' pueda convertirse en "un nuevo Boliden", en referencia a Boliden-Andaluza de Piritas SA (Apirsa), la filial que gestionaba por entonces la tristemente célebre mina d Aznalcóllar.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies