La Junta inicia la campaña de seguimiento de nidificación del aguilucho cenizo en Córdoba

 

La Junta inicia la campaña de seguimiento de nidificación del aguilucho cenizo en Córdoba

Algar (centro) en la reunión de cordinación
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 30/03/2017 18:19:58 CET

CÓRDOBA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Córdoba, Francisco de Paula Algar, ha presidido este jueves la reunión de coordinación provincial mantenida entre técnicos y responsables de biodiversidad de la Delegación de Medio Ambiente y los agentes de Medio Ambiente que trabajan cada año en la campaña de seguimiento de nidificación y cría del aguilucho cenizo en la provincia.

Por este motivo y de forma previa al inicio de la campaña de este año, en la reunión se han fijado los criterios de actuación, los objetivos y la coordinación entre los partícipes, y se han analizado los datos de la campaña de 2016.

A este respecto, Algar ha resaltado que "durante el año 2016 en la provincia de Córdoba se realizó un gran esfuerzo para conseguir localizar y proteger el mayor número de nidos de esta especie, ya que gran parte de la población de aguiluchos cenizos nidifican en cultivos herbáceos, principalmente en zonas de cultivo de cereal, con el fin de reproducirse".

En concreto, según ha precisado Algar, en la provincia el año pasado se localizaron y controlaron 63 nidos, repartidos en 14 términos municipales, los de Belalcázar, Palma del Río, Baena, Iznájar, Los Blazquez, Fuente Obejuna, Monturque, Santaella, Aguilar de la Frontera, Lucena, Palenciana, Cañete de las Torres y Pedro Abad.

Las lluvias registradas en mayo pasado retrasaron la cosecha del cereal dos o tres semanas, lo que ha permitió que muchas nidadas completaran su desarrollo con éxito. Se han manejado 33 nidos y el número de nidos con éxito fue de 31, y el número de pollos que volaron 64.

Estos resultados son obtenidos gracias al 'Protocolo de seguimiento y protección del aguilucho cenizo en Andalucía', aprobado en 2015 con el objeto de proteger a la población reproductora de esta especie en Andalucía.

El trabajo de campo consiste en planificar los trabajos de observación y búsquedas de nidos en los últimos días del mes de marzo y primeros de abril. Esta búsqueda se realiza mediante itinerarios de prospección directa por las áreas donde se tiene conocimiento o indicios de presencia del aguilucho cenizo en temporadas previas, así como en aquellas localidades con hábitat potencial.

Cuando se aproxima la fecha de la recolección del cereal, se pide colaboración con los agricultores y se trabaja directamente con ellos con la intención de evitar cosechar demasiado pronto en aquellos nidos donde se hace necesario.

Si no se consigue el retraso de la cosecha, se realizan diferentes actuaciones para el traslado a lindes u otros cultivos, marcaje de nidos, rescate de huevos y pollos, establecimiento de rodales, cercados, traslados a los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas y posterior liberación mediante la modalidad de 'hacking', entre otras.

Algar ha recordado la vinculación de las ayudas agrarias a la colaboración y conservación de especies amenazadas, como es el caso del aguilucho cenizo.

En 2016 el equipo de seguimiento de la especie en la provincia de Córdoba ha contado con un dispositivo de 32 personas implicadas, entre agentes de Medio Ambiente, técnicos de la Delegación de Medio Ambiente y personal de seguimiento de fauna de la Agencia de Medio Ambiente y Agua.

Además, se ha contado con el apoyo de las personas adscritas a la Red de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas, al Centro de Análisis y Diagnóstico, y las colaboraciones de asociaciones de voluntariado y asociaciones ecologistas. Se ha trabajado, del mismo modo, con los agricultores, los cosechadores y las cooperativas.

AGUILUCHO CENIZO

El aguilucho cenizo es una especie catalogada como amenazada en España, según el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Éste último, junto al Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, cataloga a este especie como vulnerable. Por otro lado, se encuentra incluida dentro del Plan de Recuperación y Conservación de Aves Esteparias desde 2011.

Se trata de una rapaz de mediano porte, con unas alas largas, bastantes finas y de cola larga. Mide entre 40 y 45 centímetros de longitud y tiene entre 97 y 115 de envergadura. Se alimenta principalmente de roedores, aves e insectos, por lo que es una especie muy beneficiosa para la agricultura.

Es una especie migratoria transahariana. Los aguiluchos cenizos llegan a Europa desde finales de marzo a mediamos de abril. El proceso reproductivo tiene lugar entre abril y agosto, las puestas ocurren entre mediados de abril y mediamos de mayo, y son de entre dos y cinco huevos. La incubación la realiza en exclusiva la hembra dura unos 30 días.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies