Junta inicia expediente sancionador al Ayuntamiento de El Ejido por presunto daño medioambiental

Infraestructura denunciada por el Grupo Cóndor en Almerimar, en Almería
EUROPA PRESS/GRUPOCONDOR
Actualizado 16/03/2011 14:23:45 CET

ALMERÍA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha comunicado al Ayuntamiento de El Ejido (Almería) el acuerdo de inicio de un procedimiento sancionador y formulación de cargos por la comisión de una presunta infracción en materia de Protección Ambiental en relación a la denuncia formulada por el grupo ecologista Cóndor, que criticaba que el Consistorio ejidense vierte al mar aguas residuales sin depurar en el núcleo poblacional de Almerimar.

El inicio de este expediente fue acordado por la Consejería a finales del pasado mes de febrero, un aspecto que se trasladó al grupo conservacionista el pasado 1 de marzo según indica la comunicación a la que ha tenido acceso Europa Press. Cóndor presentó denuncia por esta posible infracción tanto frente a Medio Ambiente como a la Dirección General de Costas, y elevó también una denuncia ante la Fiscalía de Almería.

Según anunciaba el colectivo en su denuncia, el problema se originó en marzo de 2010 cuando, cuando a consecuencia de las lluvias, se produjo un derrumbamiento de la carretera de acceso a Almerimar que linda por el oeste con la EDAR de El Ejido en el paraje Los Majales. En este derrumbe cayeron a una depresión dos tramos de tuberías de fundición de entre 25 y 50 metros destinadas a transportar aguas.

Así, desde que se produjo el derrumbe "no se ha producido ninguna actuación para reparar estas conducciones", según señalaban los ecologistas en diciembre, quienes observan que "la única opción posible para explicar qué ocurre con las aguas fecales generadas en Almerimar y la Ensenada San Miguel, es la de que se han establecido conexiones directas entre las dos conducciones, de manera que las aguas fecales se están vertiendo sin depurar, directamente al mar, por el emisario submarino".

La población residencial actual de ambas zonas es de unos 6.500 habitantes, que se elevan en los meses de verano a más de 30.000 personas, de forma que Cóndor estima que desde que se produjo el derrumbe hasta el mes de octubre se han vertido más de 680.000 metros cúbicos de aguas residuales sin depurar. "Esto además les ha supuesto a los vecinos un coste por pago de la cuota variable correspondiente a la ordenanza del Consorcio de Depuración de Aguas de 31.500 euros, todo esto sin que se hayan depurado sus aguas residuales", indican.

El grupo identifica como responsable de la recogida de aguas residuales y su transporte a la depuradora de El Ejido a la empresa mixta de servicios municipales Elsur y al titular del servicio, al Ayuntamiento de El Ejido. "Es por esto que, tanto el área de Obras Públicas del Ayuntamiento de El Ejido, sus responsables y técnicos, como la dirección de Elsur, directivos y jefe de servicio, son conocedores de la situación descrita y por tanto responsables de los vertidos contaminantes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies