Junta priorizará luchar contra el cambio climático y fomenta la transversalidad

El consejero andaluz de Medio Ambiente, José Fiscal, en el Fórum Europa
EUROPA PRESS
Actualizado 17/05/2017 13:57:14 CET

Fiscal ve a Andalucía "a la vanguardia europea" con una ley que incluirá un Plan de Acción sobre el Clima y un Sistema de Emisiones Registradas

SEVILLA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía cataloga de "prioridad" la lucha contra el cambio climático, la "mayor amenaza del planeta", en la que la administración andaluza tiene un "dilatado" historial --siendo la primera comunidad autónoma que contó con estudios propios sobre la vulnerabilidad y el impacto de este fenómeno en los recursos socioeconómicos-- con el cual se encuentra "a la vanguardia europea" en este apartado.

De hecho, el Ejecutivo autonómico se encuentra ultimando el proceso para la aprobación del anteproyecto de Ley de Cambio Climático de Andalucía --que en unos días se remitirá al Consejo Consultivo y posteriormente al Consejo de Gobierno y Parlamento, tras haber recabado ya el dictamen positivo del Consejo Económico y Social de Andalucía-- que promoverá como base principal la transversalidad en esta acción en todos los departamentos de la administración andaluza.

En ello ha abundado el consejero andaluz de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, con motivo de su participación en un desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Andalucía --previamente ha sido presentado por su homólogo en Justicia e Interior, Emilio de Llera-- en el que ha puesto en valor la asunción de responsabilidades por parte de la Junta para luchar contra esta circunstancia, aún a sabiendas de que sólo con lo que haga Andalucía no será suficiente.

Partiendo de que la región andaluza es una zona que por situación geográfica es especialmente sensible al cambio climático, por lo que se prevé un futuro de lluvias torrenciales y mal distribuidas y un especial impacto de la sequía, Fiscal ha puesto de manifiesto la importancia de que se actúe en Andalucía contra esta tesitura, como se viene haciendo desde hace tiempo, con intervenciones como el Plan de Acción por el Clima 2007-2012, año en el que se redujeron las emisiones per cápita en un 21 por ciento en la región, habiendo alcanzado el año anterior el objetivo marcado del 19 por ciento.

Respecto a la Ley de Cambio Climático de Andalucía, la misma incluirá un Plan de Acción sobre el Clima y un Sistema de Emisiones Registradas como instrumentos de servicio para la toma de decisiones. En relación al primero, éste constituye el instrumento general de planificación y deberá ser aprobado por decreto de Consejo de Gobierno, conteniendo el diagnóstico y las acciones de mitigación, adaptación y comunicación.

Por otro lado, el Sistema Andaluz de Emisiones Registradas, según el titular de Medio Ambiente, se dirigirá tanto al sector público como al privado y define un régimen obligatorio para actividades de elevado consumo energético, que obliga a seguir un plan de reducción de emisiones basado en el nivel de referencia de la actividad.

Fiscal se ha mostrado convencido de que la intención de estos apartados de la ley es la de formar la excelencia en el desempeño de actividades, que deberán ser más eficientes, y por tanto, más competitivas. Ha recalcado que con ella se pretende que sea un instrumento de prevención y corrección de los efectos adversos del cambio climático sobre el medio ambiente, la economía y las personas: para ello, se establecen mecanismos de integración de las políticas de cambio climático en toda la planificación de competencia de la Junta de Andalucía y de los entes locales, y contempla también instrumentos dirigidos al sector privado.

En relación a éste último, Fiscal se ha mostrado convencido de que la compatibilización de la concienciación ambiental y la rentabilidad económica no sólo es posible, sino "necesaria". "No puede ser de otra forma, pues nos vemos obligados por administraciones superiores", ha precisado para añadir que la disposición observada a los empresarios ha sido "buena" durante los contactos mantenidos para consensuar la Ley de Cambio Climático, lo que ha redundado en un retraso en su tramitación.

LA ECONOMÍA VERDE, SECTOR "EN AUGE"

Esta norma, a su juicio, proporcionará un marco para la organización hacia una economía verde "competitiva, sostenible y segura", siendo este nicho de empleo "un sector en auge". Asimismo, viene a llenar un vacío legal al regular aspectos determinantes para el fomento de la economía baja en carbono y para la construcción de capacidad de adaptación al cambio climático.

Como medidas que ha desarrollado la Junta para lograr estos objetivos destacan la concesión de ayudas para la transformación de la energía en procesos industriales, unos incentivos que han superado en el periodo 2008-2012 los 200 millones de euros; los tratamientos de restauración en áreas con un grado muy alto de desertificación; el fomento de la sostenibilidad agraria y pesquera, mediante el impulso del ahorro energético y las energías renovables en la industria agroalimentaria; la mejora del transporte público y el fomento de la movilidad no motorizada y la intermodalidad; los programas de seguimiento de la flora y fauna; y el aprovechamiento de los recursos naturales.

Respecto a las políticas hidráulicas, sobresale también la elaboración de planes para la amortiguación de fenómenos extremos como la sequía o las avenidas e inundaciones, mientras que en tratamiento de los residuos destacan las acciones destinadas al aprovechamiento del biogás de vertedero, la recuperación de materiales o la valorización energética. A todo ello hay que sumar las campañas de educación ambiental dirigidas a todo tipo de público para concienciar sobre los efectos del cambio climático y promover conductas respetuosas con el medio ambiente.

Por otra parte, el consejero andaluz de Medio Ambiente se ha mostrado "muy satisfecho" con los resultados del reciente Congreso Internacional de Cambio Climático de Huelva: entre las conclusiones, ha destacado que para abordar soluciones se requiere del concurso de distintas disciplinas científicas.

Asimismo, Fiscal se ha congratulado de que el Gobierno central tenga intención ahora de impulsar una ley estatal por este fenómeno, recordando que en el caso del Ejecutivo de Mariano Rajoy se ha pasado de "negar" el cambio climático a legislar en su contra.

Sobre otros asuntos, Medio Ambiente se manifiesta a la espera de que Europa conteste a la documentación remitida respecto al proyecto de almacenamiento y explotación de gas en Doñana. Sobre el dragado de profundización del Guadalquivir, y una vez que el Puerto ha aplazado 'sine die' la intervención, Fiscal ha expuesto que "no es útil" seguir hablando de la actuación y ha recordado que la Junta se declaró no competente para decidir sobre el proyecto de restauración de márgenes del río.

En relación a las balsas de fosfoyesos, el consejero asegura que el asunto "no se puede cerrar en falso", dado que "los onubenses merecen una recuperación efectiva de la marisma". También se ha mostrado a favor de las energías renovables y ha expresado su convicción de que "estamos a las puertas de una enorme revolución" en los transportes, donde los coches eléctricos y el hidrógeno tendrán gran protagonismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies