El río Adra recupera capacidad de drenaje tras la retirada de los primeros residuos

 

El río Adra recupera capacidad de drenaje tras la retirada de los primeros residuos

[L Comunicacion.Almeria.Dgob] Nota Medio Ambiente. Avanzan Los Trabajos De Resta
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 19/04/2017 17:47:17 CET

ADRA (ALMERÍA), 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha visitado el progreso de la restauración ambiental que la Junta realiza en el tramo final del río Adra dentro del Plan de Gestión de Riesgos de Inundación aprobado junto al nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca Mediterránea Andaluza, y que tras la retirada de los primeros residuos ha recuperado capacidad de drenaje.

Según ha explicado la Junta en una nota, los trabajos iniciales se han centrado en la eliminación de residuos distribuidos de forma anárquica, pero continua, a lo largo del lecho fluvial y sobre ambos márgenes del cauce. Las labores han beneficiado ya al conjunto del subtramo objeto del proyecto, en los ocho kilómetros del río que discurren entre la junta de los ríos Grande y Chico de Berja, en el límite del termino municipal de Adra, y la desembocadura en el Mediterráneo.

Así, han sido "miles de toneladas de residuos" las extraídas para recuperar la capacidad de drenaje del río con el fin de evitar los riesgos de derrame lateral por taponamiento, A la vez, se han restaurado los niveles de naturalidad propios de su declaración como zona especial de conservación.

Entre los residuos retirados, resultan mayoritarios los de origen agrícola acumulados durante dos décadas como plásticos, alambres, postes, envases de fertilizantes, rafia y restos de cosecha; de origen ganadero como cadáveres de ganado caballar, caprino, ovino y porcino o restos de esquila de ovino; de construcción como materiales de demolición, escombros de construcción, restos de limpieza de hormigoneras; y los residuos generados en entornos urbanos y domésticos tales como neumáticos, mobiliario deteriorado u electrodomésticos.

En todo el subtramo se han desarrollado intensos trabajos de poda y desbroce, con diferentes metodologías manuales y mecánicas, de las especies exóticas que proliferaban en el cauce, procediendo a su acopio, triturado y reintegración al Dominio Público Hidráulico del Río.

El procedimiento se ha reproducido con el ingente volumen de cepas y rizomas del cañaveral, generados mediante extracción mecanizada, si bien en este caso los depósitos de cepas extraídos se han dejado secar y se han cribado para recuperar sedimentos fértiles, antes de que los acopios sean triturados. En múltiples localizaciones, dado el volumen de plásticos asociados, los acopios extraídos no han podido ser triturados y reintegrados al dominio público hidráulico y han debido ser extraídos y trasladados a planta de gestor autorizado.

9.600 TONELADAS

El volumen de residuos vegetales generados por estas operaciones supera ya las 9.600 toneladas, que se unen a las más de 6.000 toneladas de residuos recogidos y trasladados a planta de gestor autorizado; unas cifras que "permiten visibilizar los riesgos de taponamiento y derrame que soportaba el cauce del río Adra, condicionando tanto su comportamiento hidrogeomorfológico como la pervivencia de la vida natural al rio asociada".

Los trabajos han dejado al descubierto las múltiples intervenciones sobre un cauce que desde hace 125 años, como muros de defensa y encauzamiento, muros de gaviones, escolleras, cadenas transversales, vados de accesos al cauce o pequeñas infraestructuras para extraer las aguas superficiales. Estas estructuras "están siendo inventariadas" puesto que sus "negativos efectos sobre la hidrogeomorfología del cauce deberán abordarse en un futuro".

Las alteraciones hacen imprescindible la ejecución durante este proyecto de trabajos de recolocación de bancos de sedimentos y un refuerzo de la vegetación autóctona de ribera que contribuya a impulsar tanto la parcial restauración hidrogeomorfológica como la naturalización del cauce contemplada en proyecto.

Su integración en una Zona Especial de Conservación (ZEC Río Adra), ha resultado determinante de los trabajos de poda de la vegetación de ribera a los que sucederán los de refuerzo de galerías de ribera que son del objeto prioritario del Plan de Gestión que regula las intervenciones en este espacio de la Red Natura 2000.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies