Unos 250.000 pacientes con hígado graso podrían fallecer en España en los próximos 10 años, según un experto

 

Unos 250.000 pacientes con hígado graso podrían fallecer en España en los próximos 10 años, según un experto

Actualizado 22/06/2006 16:53:32 CET

GRANADA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unos 250.000 pacientes con hígado graso podrían fallecer en España en los próximos 10 años, según apuntó hoy el jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital San Cecilio, Javier Salmerón, en el marco de la 'Semana de Enfermedades Digestivas', que se está celebrando en Granada.

Según explicó este experto, el hígado graso o esteatosis hepática es una de las enfermedades más comunes en adultos, conviertiéndose en la patología crónica del hígado más frecuente. Pese a todo, consideró que, por sí misma, la esteatosis "se considera una enfermedad benigna, salvo excepciones".

Así, declaró que aproximadamente a los 10 años un 30 por ciento de los pacientes con esteatosis pueden presentar lo que se conoce como 'esteatohepatitis no alcohólica', lo que conlleva, además, "inflamación y fibrosis en el hígado".

"El 1,7 por ciento de los pacientes con esteatosis simple y el 11 por ciento con esteatohepatitis, aproximadamente unas 250.000 personas en España, podrían fallecer por esta enfermedad hepática durante los próximos 10 años", recalcó Salmerón.

De igual modo, precisó que, si bien en las primeras series publicadas hasta 1990 la mayoría de los pacientes con hígado graso eran mujeres --entre un 65 y un 83 por ciento de casos estudiados--, en la actualidad la tendencia está igualándose e, incluso, predominando en los varones.

Según los últimos datos, se calcula que el 14 por ciento de los niños y jóvenes españoles son obesos y el 12 por ciento presenta sobrepeso, siendo Canarias y Andalucía las zonas que presentan un mayor número de casos.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

Entre las causas de la esteatosis hepática destacan los cuadros metabólicos como la obesidad, diabetes mellitus o el aumento del colesterol y triglicéridos. También se produce por procedimientos quirúrgicos, como los casos de obesos mórbidos que se someten a una intervención de reducción de estómago (cirugía bariátrica), o por algunos fármacos que se prescriben por otras patologías y enfermedades más raras como el síndrome de aceite tóxico. Con todo, existe un grupo de pacientes en los que no es posible identificar algún factor que condicione el hígado graso.

Los principales factores de riesgo se derivan de un estilo de vida sedentario, con poco ejercicio y una dieta no equilibrada. El aumento en el consumo de alcohol y el aumento en la dieta de los hidratos de carbono y las grasas con una reducida combustión de la energía (poco ejercicio), contribuye también al almacenamiento de la grasa en el tejido adiposo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies