Absuelto el concejal socialista acusado de insultar a la Policía Local en un pleno

Actualizado 05/07/2015 6:36:46 CET

GRANADA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 9 de Granada ha absuelto al concejal y secretario local del PSOE en la capital, José María Rueda, de las faltas de alteración del orden de reunión y de falta de respeto a la autoridad de las que estaba acusado por insultar a la Policía Local con el apelativo de "payasos" durante el pleno del pasado 30 de mayo en el que se desalojó a los vecinos de Santa Adela.

En la sentencia se considera probado que Rueda usó este calificativo cuando se dirigió a los agentes, aunque, al margen de lo "desafortunado" de esta expresión, el juez mantiene que no puede ser objeto de "un reproche penal" y que sus repercusiones residen en el ámbito "estrictamente político".

De este modo, el fallo, que adelanta Granadaimedia, absuelve a Rueda de las dos faltas por las que se enfrentaba a una petición fiscal de 360 euros de multa, así como a la otra acusada, una de las vecinas que fue desalojada del pleno.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se considera probado que tras aprobarse por unanimidad, en el pleno celebrado el 30 de mayo en el Ayuntamiento de Granada, una moción conjunta de los grupos municipales del PSOE, IU y UPyD relativa al Plan Especial de Santa Adela, el alcalde en funciones ordenó la expulsión de un grupo de vecinos del barrio que exhibían camisetas referentes a la situación de la barriada.

"Tras haberles advertido en tres ocasiones de que cesaran en su comportamiento", el regidor en funciones dio instrucciones a la Policía Local para que los desalojara, dinámica en la que la otra acusada, una de las vecinas, "estaba filmando las escenas de la comentada sesión" y "fue asida por policías locales que la expulsaron del auditorio". En este contexto, el edil socialista se dirigió a la Policía Local con el apelativo de "payasos".

Durante el juicio, Rueda declaró que su propósito fue minimizar en la medida de lo posible el desalojo de los vecinos y al considerar que las circunstancias de la expulsión eran de naturaleza "circense", cometió el "desacierto de llamar a los agentes payasos".

El fallo, contra el que cabe recurso de apelación, resalta que en el acta del pleno no se refleja más incidente que el desalojo en sí, y que en la vista uno de los agentes manifestó de forma concluyente no haber visto menoscabada su autoridad, de modo que tanto Rueda como la otra acusada quedan absueltos de las faltas de alteración del orden de reunión y de falta de respeto a la autoridad.