Absueltos los dos 'pikikis' acusados de intentar matar en Linares (Jaén) a un 'mallarín' disparándole desde un coche

Los dos acusados durante el juicio
EUROPA PRESS
Publicado 17/03/2017 15:04:34CET

JAÉN, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén ha absuelto a los dos 'pikikis' acusados de intentar matar a un 'mallarín' en julio de 2015 disparando contra el vehículo en el que circulaba y en lo que fue considerado en su momento como un nuevo capítulo más de enfrentamiento entre estas dos familias rivales.

"Entendemos que en el acto del juicio no se practicó prueba de
cargo suficiente para enervar el derecho a la presunción de inocencia que le viene reconocido a los procesados", recoge la sentencia a la que ha accedido Europa Press.

El tribunal añade que "existen razones que permiten dudar de la veracidad de lo declarado en el plenario por la víctima, al no ofrecer una versión mínimamente clara o coherente con lo sucedido". Por los enfrentamientos y enemistad manifiesta de las dos familias, la sentencia recoge que "pueden existir intereses o motivos espurios
determinantes" y reitera que "la declaración de la víctima es insuficiente para fundamentar un pronunciamiento condenatorio".

La víctima señaló en el juicio a los dos acusados como dos de las tres personas que conducían el vehículo desde el que le dispararon la noche del 2 de julio de 2015. Sin embargo sus cambios en las declaraciones anteriores realizadas ante la Policía y el juzgado instructor han sido claves para no dar la veracidad suficiente a su testimonio.

De esta forma, M.E.M., de 31 años, y S.M.M., de 32 años, han quedado absueltos por los hechos ocurridos en la noche del 2 de julio de 2015, en Linares (Jaén) cuando un hombre denunció haber sido tiroteado desde un coche, algo que el tribunal considera probado, aunque no así la autoría de los hechos.

El tiroteo tuvo lugar en la carretera de Arrayanes y en el hubo disparos de al menos un arma de fuego, tipo revolver, desde las ventanillas laterales. La víctima pudo agacharse dentro del vehículo y no sufrió daños. Sobre su vehículo impactaron seis impactos, mientras que hubo otro impacto más sobre un vehículo que se encontraba estacionado.

Por estos hechos, el Ministerio Público reclamaba ocho años y medio de prisión para M.E.M., mientras que para el segundo acusado, S.M.M., pedía nueve años de cárcel al contemplar el agravante de reincidencia en el delito de tenencia ilícita de armas.

ANTECEDENTES

No es la primera vez que 'pikikis' y 'mallarines' se ven envueltos en un tiroteo. En marzo de 2008 hubo otro por las calles de Linares. El enfrentamiento más duro entre estas dos familias, sin embargo, se remonta a 2006, cuando dos pikikis asesinaron a Antonio Mallarín Moreno, disparándole en la cabeza por "cagarse en sus muertos". Este hecho llevó a que todos los pikikis tuvieran que abandonar sus viviendas en el municipio linarense, algunas de las cuales fueron quemadas por los mallarines en venganza por lo ocurrido y para asegurarse de que sus ocupantes no volvieran.

Casi dos años después de la muerte de Antonio Mallarín, un patriarca de los pikikis, muy enfermo, expresó su deseo de morir en su casa de Linares. La familia quiso volver a instalarse allí. A plena luz del día, un grupo de mallarines armados irrumpió en el Camino del Madroñal y comenzó un tiroteo indiscriminado donde se vieron implicados miembros de ambos bandos.

La muerte de Antonio Mallarín fue juzgada en julio de 2009 y se cerró con la condena por asesinato a 18 y 19 años de cárcel para los dos pikikis que fueron declarados culpables por un jurado popular. El tiroteo de 2008 se saldó con un acuerdo por el cual los implicados aceptaron penas de hasta cuatro años de prisión por delitos de tenencia ilícita de armas, participación en riña tumultuaria, lesiones y atentado contra la autoridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies