Absuelven al hombre juzgado por la supuesta violación de su hijo en su propia casa

Actualizado 30/10/2012 18:31:27 CET

GRANADA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada ha absuelto al hombre que el pasado mes de septiembre fue enjuiciado por la supuesta violación de su hijo menor de edad desde los cinco a los ocho años en el domicilio familiar, en Granada capital, aprovechando la ausencia de la madre, hechos por los que se enfrentaba inicialmente a penas de hasta 26 años de prisión.

Según han informado a Europa Press fuentes del caso, el tribunal ha considerado que el relato del niño no ha sido lo suficientemente "convincente" como para condenar a su padre por los delitos de violación, abusos sexuales y provocación sexual de los que estaba acusado, e incurrió en "contradicciones" durante la vista oral, que se celebró los pasados 19 y 20 de septiembre.

El fiscal pedía para el procesado un total de 25 años de prisión y multa de 7.200 euros, por un delito de violación, otro continuado de abusos sexuales y un tercero de provocación sexual, por los que además solicitaba prohibición de aproximación a su hijo, que hoy tiene 15 años, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, y la suspensión del régimen de visitas.

La madre del menor, que ejercía la acusación particular representada por la letrada Yolanda Solana, de la Asociación de Mujeres Víctimas (Amuvi), elevaba su solicitud a los 26 años de cárcel y mantenía también la misma inhabilitación y petición sobre la patria potestad e idénticos delitos que el fiscal, aunque en el caso de la violación en la condición de continuado.

Según las acusaciones, el hombre violó a su hijo continuadamente desde que éste tenía cinco años y hasta los ocho, aprovechando las ausencias de la madre, y siempre bajo amenaza de que mataría a sus seres queridos si relataba algo. Incluso presuntamente usaba para amedrentarlo un hacha que ocultaba bajo la almohada.

Los episodios sexuales, que incluían también la exhibición de pornografía al menor según las acusaciones, se repitieron incluso cuando la madre, que desconocía lo que estaba pasando, se encontraba en la propia casa, aunque en otra parte de la misma, alejada de la habitación donde se producían las agresiones.

Ya con diez años, y una vez que los padres se divorciaron, el niño se negó a visitar al padre en el punto de encuentro familiar fijado por el juez, y terminó por contar a su madre lo que había estado sufriendo, lo que le llevó a la mujer a presentar denuncia en abril de 2007.

El inculpado negó las acusaciones y sostuvo que todo respondía a la animadversión que tiene hacia él y su familia su exmujer. La defensa argumentó que el niño, que declaró como testigo protegido, padece el síndrome de alienación parental, que provoca que tenga un odio visceral a uno de los padres, en este caso al hombre.

El tribunal acordó que el juicio se celebrara a puerta cerrada, por lo que no estaba permitida la entrada en la sala, lo que no suele ser habitual en la Real Chancillería, donde normalmente las sesiones se celebran con audiencia pública.

La acusación particular está estudiando si presentar o no recurso de casación a la que considera "sorpresiva" sentencia absolutoria, según ha señalado a Europa Press la abogada Yolanda Solana, a quien el fallo se le notificó el pasado viernes.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies