Aceptan seis meses de cárcel por resistirse a la detención durante un 'botellón' multitudinario

Actualizado 17/10/2011 14:13:43 CET

GRANADA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los tres acusados de agredir a varios agentes de la Policía Local de Granada y resistirse a la detención durante un 'botellón' multitudinario en octubre de 2005 han aceptado este lunes seis meses de prisión y multa por un delito de resistencia a la autoridad, una falta de lesiones y otra de daños.

La Fiscalía, que pedía inicialmente para los tres procesados, de nacionalidad ecuatoriana, entre 15 y 18 meses de prisión, ha decidido modificar sus conclusiones tras alcanzar un acuerdo con los abogados de la defensa y de las acusaciones particulares, por lo que el juicio previsto para este lunes en la Audiencia Provincial de Granada no ha llegado a celebrarse, quedando visto para sentencia.

Asimismo, el Ministerio Público ha contemplado en este caso la circunstancia atenuante de retraso en la administración de justicia, ya que los hechos de los que se les ha acusado a los tres hombres se remontan a hace ya seis años.

Así las cosas, el procesado identificado como Ángel Felipe C.T., de 34 años, ha aceptado los seis meses de prisión, una multa de 160 euros por un delito de resistencia a la autoridad, una falta de lesiones y una falta de daños; mientras que los otros dos acusados, los hermanos José Hernán y Jaime Roberto A.M., de 34 y 31 años respectivamente, han admitido igualmente su responsabilidad, por la que deberán hacer frente a medio año de prisión y multa de 120 euros, por el mismo delito anterior y una falta de lesiones. No obstante, el fiscal ha afirmado que no se opondrá a que la pena de prisión les sea sustituida por una multa.

Los hechos se remontan al pasado 9 de octubre de 2005, sobre las 2,00 horas, cuando, requerida por los vecinos, acudió a un descampado del barrio de la Chana, en Granada capital, una patrulla de dos agentes de la Policía Local, que, viendo que eran 50 personas las que hacían 'botellón' con la música alta, decidieron avisar a otras dotaciones.

En ese momento, se acercaron a ellos unas 20 personas, entre ellos Ángel Felipe, que, con otros, dio patadas al vehículo policial y se abalanzó sobre uno de los agentes, al que tiró al suelo forcejeando con él. Poco después llegaron al lugar un total de seis patrullas, con diez policías.

Otro de los inculpados, Jaime Roberto, también atacó al mismo agente anterior sin alcanzarle y, aunque huyó del lugar, fue alcanzado por una dotación, aunque resistiéndose con fuerza a la detención. El hermano de Jaime Roberto, el también acusado José Hernán, se arrojó contra otro policía que cayó al suelo "oponiéndose de forma intensa, violenta y continuada" a su arresto.

A consecuencia del tumulto que se produjo con motivo de la llegada progresiva de los agentes y de la actitud "agresiva" de muchos de los presentes en el 'botellón' resultaron heridos dos policías y dañado un vehículo patrulla, al que un grupo de unas 20 personas arrojaron piedras, ocasionando daños por valor de 1.977,16 euros.

Además de la pena de cárcel y las multas, el acusado Ángel Felipe se enfrenta al pago de una indemnización de 560 euros a uno de los agentes heridos, y de 1.977,16 euros al Ayuntamiento de Granada, por los desperfectos en el vehículo.

En este caso estaban también imputados inicialmente cuatro agentes de la Policía Local, si bien la acusación particular ha decidido finalmente retirar los cargos contra ellos.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies