Acepta dos años de cárcel por propinar una paliza mortal a su vecino en Linares (Jaén)

Audiencia Provincial de Jaén
EUROPA PRESS
Actualizado 29/01/2018 12:45:04 CET

JAÉN, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vecino de Linares (Jaén) acusado de propinar en mayo de 2015 una paliza a su vecino de 69 años que acabó costándole la vida ha aceptado una condena de dos años de prisión como autor de un delito de homicidio imprudente y otro de lesiones.

El caso iba a ser enjuiciado este lunes en la Audiencia Provincial de Jaén por un jurado popular que, sin embargo, no ha llegado a constituirse al alcanzarse un acuerdo de conformidad entre defensa, Fiscalía y acusación particular.

En concreto, J.A.M.C., de 41 años, ha aceptado dos años de prisión por un delito de homicidio imprudente y otro de lesiones. El Ministerio Público, que inicialmente solicitaba doce años y medio de cárcel, ha modificado sus conclusiones, eliminando la expresión 'asestó golpes con ánimo de causar la muerte', y la acusación particular ejercida por el hermano de la víctima también ha retirado su petición inicial por asesinato.

Por cada uno de los citados delitos se le impone un año de cárcel, a lo que se suma la prohibición de residir en Linares durante cinco años. También se le prohíbe aproximarse o comunicarse, igualmente durante un lustro, con el hermano del fallecido, al que, además, debe indemnizar con 75.000 euros.

Los hechos se remontan a la madrugada del 27 de mayo de 2015, cuando el acusado abordó a su vecino en la calle Badajoz de Linares y le propinó diversos golpes con un palo. La agresión venía motivada por un incidente previo, en concreto, "por daños en el coche" del acusado, según se ha puesto de relieve este lunes.

De esta forma, los golpes le alcanzaron en la parte posterior del tórax, el oído izquierdo y en la pierna izquierda. Tras la agresión, la víctima acudió al Hospital San Agustín de Linares donde le curaron la herida del pabellón auricular y tras pautarle analgesia y ansiolítico, fue dado de alta.

Unas diez horas después, ante el empeoramiento de su estado, la familia reclamó asistencia médica domiciliaria. Tras atenderlo en su casa se decidió enviarlo al hospital donde se le apreció un hematoma subdural del que fue tratado y dado de alta el 1 de junio de 2015.

El 6 de junio volvió a ingresar en el hospital donde entró en coma profundo y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de un hematoma subdural izquierdo en fase aguda. Tras la cirugía evolucionó favorablemente, pero días más tarde presentó una complicación grave con insuficiencia respiratoria y acabó falleciendo el 25 de junio.

J.A.M.C. fue detenido e ingresó en prisión provisional el 27 de junio de 2015. Finalmente, salió en libertad con cargos el 11 de noviembre de ese mismo año después de haber pasado más de cuatro meses en la cárcel.