El acusado de robar e intentar asfixiar a su madre con una almohada en Córdoba se declara inocente

 

El acusado de robar e intentar asfixiar a su madre con una almohada en Córdoba se declara inocente

Contador
Juicio al acusado de robar e intentar asfixiar a su madre con una almohada
EUROPA PRESS
Publicado 08/06/2017 15:38:57CET

La madre declara entre sollozos que vio "muy cerca la muerte" en unos segundos que fueron "eternos"

CÓRDOBA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El joven acusado de delitos de intento de homicidio, robo con violencia y estafa en grado de tentativa, con la agravante de parentesco y la atenuante de toxifrenia, tras supuestamente intentar matar a su madre asfixiándola con una almohada después de robarle, se ha declarado inocente ante los jueces este jueves en el juicio, que ha quedado visto para sentencia en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Mientras, la madre del procesado, que ha ratificado que mantiene la acusación contra su hijo, ha declarado entre sollozos que vio "muy cerca la muerte" en unos segundos que fueron "eternos" cuando la tiró encima de la cama, amordazada, y le colocó encima de la boca una almohada, según su testimonio, en el que ha afirmado que el joven se llevó sus tarjetas de crédito.

En concreto, el acusado ha explicado que fue a casa de su madre a pedirle dinero, porque se lo reclamaba "un prestamista" por asuntos de droga, pero ella se lo negó y no lo dejó entrar, según él, quien ha remarcado que no le tapó la boca y que en el día de los hechos "había consumido heroína".

Asimismo, ha enfatizado que no se llevó ninguna tarjeta de crédito y que acudió a su madre antes que "atracar un estanco", ha apuntado, para apostillar que "nunca en la vida" le ha hecho daño a su madre.

Por su parte, la progenitora ha relatado que cuando ella entró en la habitación para coger un mechero que su hijo le pedía, éste último le "colocó una cinta en la boca", momentos en los que ella empezó a pedir "socorro", porque la mataba, según su declaración, en el que ha indicado que su hijo le dijo que "había llegado a su casa el prestamista con una pistola".

Acto seguido, según su relato, la tiró encima de la cama y cogió "una almohada", que el colocó en la cabeza unos "cuatro o cinco segundos" que fueron "eternos", a lo que ha añadido que "llevaba las manos atadas", de forma que ella se veía "en las últimas", según ha mantenido, para subrayar que "él sabía lo que iba a hacer", sin descartar la intención de matarla, ha dicho.

Además, la madre ha señalado que no le notó que "estuviera bajo síntomas" de alguna droga y que su hijo ha estado "en tratamiento desde los 14 años", así como que le han diagnosticado "retraso mental leve".

CALIFICACIÓN DEL FISCAL

Al respecto, la Fiscalía solicita para el procesado penas de seis años de cárcel y multa de 400 euros. Según recoge la calificación inicial del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el joven, que es consumidor de cannabis y cocaína, no convive con su madre, pero el 15 de diciembre de 2016 se personó en el domicilio a las 9,30 horas, de manera que la madre le puso de desayunar y tuvo una conversación "calmada" con el hijo.

No obstante, en un momento dado, "con ánimo de obtener un beneficio ilícito", el acusado le pidió a su madre un mechero, de modo que fue detrás de ellas hasta el dormitorio, donde presuntamente aprovechó para ponerle un trozo de cinta americana en la boca y empezó a darle golpes. Mientras, le dijo que no gritara y le exigió que le diera dinero o las tarjetas de crédito, momento en el que el procesado "se apoderó de dos tarjetas de crédito" que la mujer tenía en su bolso y que "no han sido recuperadas".

Tras ello, según la Fiscalía, "con la intención de acabar con la vida de su madre", el varón supuestamente la tiró en la cama, se colocó encima de ella, le puso una almohada en la cabeza y le ató las manos, "impidiendo a la misma respirar, sin que el acusado culminara su acción, debido a la fuerte resistencia y a los gritos ahogados que daba la madre".

De este modo, dichos gritos alertaron a las vecinas que avisaron a un hermano del procesado, quien huyó del lugar al oír a las vecinas pedir socorro y que avisaran a la Policía.

Una vez que tuvo las tarjetas de crédito "en su poder no pudo extraer dinero de la cuenta de su madre al desconocer el PIN de las mismas", según detalla el Ministerio Público, que agrega que la mujer sufrió distintas lesiones que no han necesitado de tratamiento médico.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies