El acusado de tocarle el culo a una niña rechaza conformarse y dice que es "un embuste"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El acusado de tocarle el culo a una niña rechaza conformarse y dice que es "un embuste"

El acusado durante su declaración
EUROPA PRESS
Publicado 22/11/2016 12:59:16CET

JAÉN, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El acusado de tocarle el culo a una niña de diez años a la salida de un supermercado, M.G.M., de 57 años, ha rechazado conformarse con dos años de prisión tal y como le ha ofrecido el Ministerio Fiscal a cambio de declararse culpable y ha optado seguir adelante con el juicio declarándose inocente y afirmando que todo son "embustes".

M.G.M. se enfrenta a tres años y medio de prisión que le solicita el Ministerio Fiscal por un delito de abusos sexuales sobre menor de 16 años, además de otros cinco años de libertad vigilada y seis años de prohibición de comunicación y acercamiento a la víctima. Por su parte, la acusación particular ha reclamado dos años y un mes de prisión, además de cuatro años y nueve meses de prohibición de alejamiento y comunicación con la menor.

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha juzgado este martes a un hombre, M.G.M., de 57 años, acusado de "tocarle los glúteos" e incluso dar "una palmada en las nalgas" a una menor, de 10 años, cuando ésta se encontraba en un supermercado de la capital jiennense.

Los hechos, según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, se remontan a la mañana del 28 de julio de 2015 cuando el acusado, "con el propósito manifiesto de satisfacer su deseo libidinoso, se aproximó sorpresivamente a la menor" y tras "mirarla fijamente" le tocó los glúteos y le dio una palmada.

En lo que respecta a la responsabilidad civil, Fiscalía solicita que el acusado indemnice a la menor en mil euros por el daño moral ocasionado, mientras que la acusación particular se reserva las acciones civiles a la espera de conocer la sentencia.

El acusado ha declarado que se encuentra sentado en el banquillo como consecuencia de la enemistad que mantiene con los padres de la menor que son vecinos suyos. Ha indicado que el día de los hechos se cruzó con la menor cuando ella salía del supermercado y él entraba, pero que en ningún momento hubo contacto.

"Fui a comprar. Ella salía y yo entraba, pero yo a la niña no la toqué", ha insistido el acusado, al tiempo que ha lamentado que "estén utilizando a una niña" para atacarle porque todo "son embustes contra mí".

La menor ha declarado por videoconferencia y ha relatado que ese día al salir del supermercado vio como el acusado "me miraba" y posteriormente sintió "una palmada" en el culo por lo que salió corriendo para contarle lo ocurrido a su madre que fue la encargada de interponer la denuncia.

Tanto Fiscalía como acusación particular han mantenido su petición de penas mientras que la defensa ha pedido la libre absolución porque "no ha quedado acreditada" la participación del acusado en los hechos que se le imputan, al tiempo que ha negado "la intención libidinosa" que se le presupone a su cliente a la salida de un supermercado y a plena luz del día ya que eran las 11,30 horas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies