Adquieren temporalmente en Jaén una parcela de cereal en pie para salvaguardar la reproducción del aguilucho cenizo

 

Adquieren temporalmente en Jaén una parcela de cereal en pie para salvaguardar la reproducción del aguilucho cenizo

Una pareja de aguilucho cenizo en un nido en un campo de cereal.
EUROPA PRESS/JAVIER MILLA
Publicado 21/05/2017 11:15:38CET

JAÉN, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de los Ecosistemas (Siece) ha adquirido temporalmente una parcela de cereal en pie en la provincia de Jaén para contribuir a la conservación del aguilucho cenizo, de modo que en ella pueda llevar a cabo su ciclo reproductor, que coincide en la mayoría de los casos con la recolección, sin el riesgo que suponen las cosechadoras para huevos y pollos.

Así lo ha señalado a Europa Press Francisco Javier Pulpillo, miembro de la citada organización, quien ha explicado que esta especie tiene un ciclo reproductor muy característico, ya que ubica sus nidos en el suelo y en mitad de campos de cultivo de cereal.

Esta fase se suele solapar con la recolección y se origina una incompatibilidad "donde las cosechadoras destrozan nidadas en huevos o matan pollos con sus cuchillas". El motivo, según ha añadido, es la siembra de cereales de ciclo corto que a final de mayo o principios de junio están listos para ser recogidos (época en que el aguilucho cenizo está criando a su prole) en detrimento de variedades de ciclo largo que se cosechan en agosto.

Pulpillo ha recordado que uno de los grandes proyectos de Siece es la conservación de este ave en Jaén, "un trabajo complicado que desde 2015 se desarrolla de manera muy estrecha con la Delegación Provincial de Medio Ambiente, coordinando actuaciones y tomando decisiones, en ocasiones controvertidas, para mantener la exigua población que aún habita" en territorio jiennense.

Ha afirmado que la Administración está realizando "una apuesta firme en la conservación de la especie, dotando al proyecto de recuperación, que no existe como tal, de unos medios humanos que realizan un trabajo encomiable", pero se "carece del apoyo económico necesario para indemnizar al colectivo de agricultores afectados".

"No hay financiación alguna para la compra de cereal, retraso de cosechas e incluso compra de material para la protección de los nidos, lo que pone muchos impedimentos para el trabajo en campo de todos los implicados", ha comentado. Por ello, Siece ha invertido, gracias a los socios, colaboradores y campañas de 'crowdfunding', unos 2.100 euros desde 2015 tanto para adquirir temporalmente parcelas de cereal el pie o áreas para rodales en torno a los nidos así como el material para instalar estas vallas.

Este año y con carácter de urgencia, ya se ha comprado de forma transitoria una primera parcela de 1,5 hectáreas en la que se albergan doce parejas reproductoras. Esta operación supone llegar a un acuerdo con el agricultor para mantener las espigas hasta el 15 de septiembre, de manera que se salvaguarda la reproducción, tras la que vuelve a disponer de su terreno para seguir con sus labores.

COMPENSACIÓN

"Es una especie de compensación para que no pierda", ha comentado Pulpillo no sin reconocer la implicación de estos propietarios, que "también ponen de su parte". Y es que, en Siece son conscientes del sobrecoste que tiene para los afectados, por lo que dentro de sus posibilidades intentan resarcirlos para que el peso de la conservación de esta ave no recaiga sobre ellos, algo que consideran "responsabilidad de la administración pública, que no ha dotado de financiación al proyecto, a pesar de las promesas de los responsables de la Consejería de Medio Ambiente".

Igualmente, ha dicho echar en falta también a la Consejería de Agricultura, ya que "en ningún momento existe la figura de responsabilidad ambiental en sus expedientes y animan indirectamente a una intensificación agrícola incompatible con la conservación de la biodiversidad".

"Las conversaciones con responsables de esta Consejería siempre son infructuosas y no admiten sus competencias ambientales", ha manifestado Pulpillo, quien ha apuntado que la plataforma SOS-Cenizo Andalucía pretende trasladar esta situación a la Comisión Ambiental de la Unión Europea "para que tome cartas en el asunto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies