Agricultores piden celeridad para esclarecer la contaminación de pepinos ante las pérdidas millonarias del sector

Actualizado 30/05/2011 19:35:04 CET

GRANADA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía (UPA-Andalucía) han exigido "la máxima celeridad" para esclarecer dónde y cómo se ha producido la contaminación de pepinos detectada en el mercado alemán. A su juicio, es vital garantizar la seguridad alimentaria pero también evitar daños mayores al sector productor andaluz, que está perdiendo dos millones de euros cada día que pasa por esta situación.

En el transcurso de una rueda de prensa en Granada, el secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, ha indicado que Alemania "no está cumpliendo el protocolo europeo en materia de alerta sanitaria" y, por lo tanto, está "vulnerando el derecho comunitario y perjudicando a las producciones españolas sin saber aún dónde y cómo se ha producido la contaminación".

Rodríguez ha garantizado que los sistemas de producción andaluces, de acuerdo con la normativa comunitaria, son de los más seguros del mundo. Además, ha recordado que Andalucía tiene una superficie de pepino de más de 6.000 hectáreas y una producción de 600.000 toneladas anuales, centradas fundamentalmente en Almería y Granada, por "lo que cada día que pasa" se están registrando pérdidas en la comunidad por valor de "dos millones de euros".

Por su parte, el portavoz nacional de la Unión de Consumidores de España, Alfonso Ibáñez, ha señalado que se tienen que seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias en relación a las hortalizas de verano para evitar infecciones. Así, ha apostado por incrementar las medidas de protección, entre las que destaca lavar y quitar la piel de las hortalizas crudas, ya que cocidas y cocinadas no tienen riesgo ninguno.

UCE ha coincidido con UPA-Andalucía en que lo primero es detectar dónde y cómo se ha producido la contaminación, despejando así cualquier duda o rumor interesado y prevalencido la transparencia. Además, Ibáñez ha indicado que en España no se ha producido ningún caso en relación con esta contaminación a pesar de que se está extendiendo ese rumor.

De hecho, el secretario general de UPA-Granada y gerente de la Sociedad Cooperativa Andaluza Agrolachar, Nicolás Chica, ha confirmado que se están cancelando pedidos, "de forma injustificada y sin pruebas", de otras hortalizas que no tienen nada que ver con esta crisis.

De ahí que UPA-A sospeche que esta situación "se pueda estar utilizando por los competidores europeos para desplazar las producciones españolas y conseguir mayores cuotas de mercado", por lo que ha reiterado la prioridad de identificar el origen de la contaminación.