Rivera defiende la labor de Cs para "echar a corruptos" y "bajar impuestos" en Andalucía

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Granada
EUROPA PRESS/ÁLEX CÁMARA
Actualizado 17/05/2018 21:32:44 CET

GRANADA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El líder de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha reivindicado este jueves la labor de su partido en Andalucía para "bajar los impuestos", "echar a los corruptos imputados" y "dignificar un poco la política", frente a los "malos gobiernos" y la "oposición inexistente" que ha imperado a su juicio en esta comunidad.

En un acto público en Granada junto al portavoz de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, el presidente de la formación naranja ha defendido la postura que tomaron tras las últimas elecciones, cuando rechazaron entrar en el Gobierno andaluz y con ello romper la dinámica del "PSOE de tener acuerdos a cambio de sillones".

"Ahí empezó a cambiar la historia en esta tierra", ha enfatizado Rivera ante las aproximadamente 1.500 personas que se han congregado en Plaza Nueva, donde ha hecho hincapié en la condición impuesta por su partido para que los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y Manuel Chaves dejaran el escaño por estar "implicados en casos de corrupción" y por entender que no era "decente que estuvieran en el banquillo de los acusados y a la vez defendiendo leyes en el Parlamento".

"Ahí estaban, atornillados al escaño", ha dicho, reprochando tanto a la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, como el líder nacional de los socialistas, Pedro Sánchez, que "les defendieran a capa y espada".

Junto a ello ha destacado el papel de su partido en las políticas económicas "pese a no estar gobernando", con medidas como la bajada del IRPF, y que los autónomos "tengan una tarifa plana para empezar a contratar gente y a emprender".

Rivera, que también atribuye a su partido que hayan "parado los recortes" en Andalucía, ha defendido así lo que han "conseguido", cuando lo "fácil" --ha dicho-- hubiera sido la "pataleta" y decir "a todo que no".

Se ha referido también a los "malos gobiernos" y la "oposición inexistente" en Andalucía de "los últimos cuarenta años". "El PP y el PSOE estaban encantados de haberse conocido", ha dicho, reprochando a ambos que se "repartieran" las diputaciones y las instituciones "como si fueran cromos". "Cada uno metía mano donde podía y eso ha cambiado".

En el mismo sentido se ha pronunciado el portavoz de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, que ha llamado a "seguir trabajando" al margen de los sondeos que otorgan buenos resultados a su partido, al que ve "capaz de cambiar" que ésta sea la comunidad con "más parados y fracaso escolar".

Ha situado así a Ciudadanos como una formación regeneradora frente "a los que han estado hasta ahora", que a su modo de ver no van a cambiar las cosas "porque les ha ido muy bien, a unos gobernando en un régimen y otros viendo cómo lo hacían".

En alusión a la corrupción, ha avanzado que si el alcalde de Priego, "senador electo de los andaluces, es imputado" exigirán a Susana Díaz que "le quite el acta y se vaya a los tribunales ordinarios de justicia".