El alcalde cree que la liberalización de horarios comerciales será positiva para la ciudad y el sector

Exterior De La Mezquita-Catedral De Córdoba
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 16:30:08 CET

CÓRDOBA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, considera que la liberalización de horarios comerciales en zonas turísticas de la capital cordobesa durante los sábados, domingos y festivos es algo que "los propios comerciantes van a apreciar y, no solo no va a ser un problema, sino que será una medida positiva para que, primero, la imagen de Córdoba siga mejorando, y segundo, para que la actividad comercial esté en los mejores rendimientos posibles".

En declaraciones a los periodistas, Nieto se ha pronunciado así respecto al hecho de que el Gobierno de la Nación prevé ampliar a partir de 2013 los horarios comerciales del mínimo actual de 72 horas a 90 horas semanales, así como aumentar los domingos y festivos de apertura hasta un mínimo de diez días al año, frente a los ocho ahora vigentes, siendo también objetivo del Gobierno potenciar las zonas de afluencia turística con una normativa que obligará a 14 ciudades, entre ellas Córdoba, a delimitar un área con libertad de apertura comercial en domingos y festivos.

Ante esto, Nieto ha subrayado que "Córdoba tiene que mejorar su oferta turística", teniendo en cuenta que en ésta "el comercio juega un papel muy importante", afirmando, a este respecto, que ahora de lo que se trata es "de acertar muy bien en cuáles son las condiciones en las que se puede competir mejor", teniendo en cuenta que "no tiene sentido presionar para una apertura permanente, de una liberalización absoluta del horario comercial, pero sí probablemente tiene sentido que, en el entorno de la Mezquita-Catedral y en los espacios turísticamente más potentes, más activos", pues sí que abran en fines de semana y festivos los comercios de dichas zonas.

Ello puede ayudar, a juicio del alcalde de Córdoba, a mejorar el rendimiento de unos comercios muy especializados, "que hacen tanto esfuerzo por poder ser atractivos y tener productos interesantes para poder vender".

De hecho, fortalecer al comercio es la finalidad de los cambios normativos que prepara el Gobierno central, según anunció este lunes el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, quien también avanzó que se dará completa libertad de apertura a cualquier establecimiento comercial con una superficie inferior a los 300 metros cuadrados, una medida que ya recoge la Ley de Horarios Comerciales actualmente vigente. En concreto, el Gobierno eliminará la facultad conferida a las comunidades autónomas para reducir hasta 150 metros esta superficie mínima.