Alumnado de Grado de Enología elabora diferentes tipos de vino en colaboración con Consumibles Mezquita

Participantes en el convenio de colaboración 2017
UCO
Publicado 23/02/2018 19:14:39CET

CÓRDOBA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Alumnado de Grado de Enología de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (Etsiam) de la Universidad de Córdoba (UCO) han participado en la elaboración de diferentes tipos de vino en la campaña correspondiente al año 2017, en colaboración con Consumibles Mezquita.

Según ha indicado la institución universitaria, éstos han sido calificados de "alta calidad" por enólogos renombrados de la zona de Montilla-Moriles, particularmente los vinos tintos, en especial el destinado a crianza que posee un excelente potencial de mejora con el tiempo.

Esta iniciativa es fruto de la colaboración entre la empresa privada y los grupos de investigación de la Universidad de Córdoba y, en concreto, de la prórroga del acuerdo 'Ensayos de vinificación con variedades de uva cultivadas en la sierra de Córdoba' suscrito en 2015 entre la empresa Consumibles Mezquita y el grupo de investigación de Vitenol de la UCO.

Las especiales condiciones climatológicas de la campaña vitivinícola 2016-17 en todo país y particularmente en la provincia de Córdoba provocaron un adelanto de tres semanas en las fechas de vendimia con respecto a años anteriores.

El catedrático de Química Agrícola y Edafología de la UCO y responsable del equipo de investigación Vitenol, Juan Moreno, ha explicado que el cultivo de la vid en el Pago de Puerto Carretas (Villaviciosa de Córdoba) se realizó de forma respetuosa con el medio ambiente, aplicando las normas de los cultivos ecológicos y efectuando riegos de apoyo sólo en condiciones de estrés.

Gracias a un control exhaustivo de la maduración de la uva, se determinó que la variedad tinta Merlot se vendimiara el día 9 de agosto y la variedad blanca Airén el día 14 del mismo mes. Además, ambas vendimias se realizaron de noche, con objeto de que las uvas conservaran mejor sus propiedades organolépticas.

Las uvas se transportaron a las instalaciones de la Planta Piloto Experimental de Tecnología de los Alimentos en el Campus Universitario de Rabanales, donde se mantuvieron durante 24 horas en cámaras termostatizadas a 10ºC. Después de este paso, se realizó el proceso controlado de vinificación adecuado a cada uno de los cuatro tipos de vino a obtener: blanco, rosado y tinto jóvenes y tinto para crianza.

INNOVACIONES INTRODUCIDAS

Las innovaciones introducidas en el proceso de vinificación durante la campaña de 2017, con respecto a la de 2016, consistieron, según el profesor Moreno, en el uso de virutas de roble americano y de bacterias lácticas comerciales, con objeto de disminuir la astringencia --desecación-- y el contenido en ácido málico de los vinos resultantes.

El vino blanco presenta un contenido en etanol del 11,5 por ciento el vino blanco, 12,5 por ciento, el rosado y por último, el vino tinto joven y el destinado a crianza, contiene un 16 por ciento de etanol. El índice de polifenoles totales fue de 74 y 114 para el vino tinto joven y el de crianza, respectivamente.

Las catas realizadas por alumnos y profesores destacaron la suavidad y frescura del vino blanco y rosado, que los hacen ideales como vinos de mesa jóvenes y ligeros. En cuanto a los vinos tintos se valoraron positivamente su color y sabor, resultando cálidos, poco astringentes y muy suaves en la boca.

Los profesores y alumnos del doble Grado en Enología e Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural de la UCO y personal de la empresa colaboradora han participado en esta experiencia, que se concretará en la elaboración de un trabajo fin de grado.