Los alumnos andaluces, conservadores en su futuro, muestran desapego a la función pública y desconfían del marco laboral

Alumnos andaluces en un instituto
EUROPA PRESS
Publicado 22/05/2017 14:14:24CET

SEVILLA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El alumnado andaluz de entre 16 y 19 años se muestra "muy conservador" a la hora de elegir sus futuros estudios, con una clara predilección por la elección de carreras 'clásicas' --en línea con los estudiantes del resto de España-- y una línea de desapego hacia la función pública como modo de vida laboral, así como con una gran "desconfianza" hacia la situación económica del país, dado que muchos de ellos dan por supuesto que tendrán que buscarse trabajo fuera del mismo.

Son algunas de las principales conclusiones que se extraen del estudio 'Los trabajos del futuro', promovido por el foro Educa 2020 y la Fundación AXA y en el que han participado un total de 1.201 alumnos de Educación Secundaria de FP y Bachillerato, tanto de colegios públicos como concertados y privados, de la comunidad autónoma andaluza, de un global de 12.800 encuestas a nivel nacional.

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta en el estudio es el hecho de "cómo ven su futuro profesional y laboral en un mundo en el que muchos aún no saben dónde van a trabajar porque su puesto de trabajo no existe", ha precisado el periodista y presidente de Educa2020, Fernando Jáuregui.

La principal conclusión es que en Andalucía existen jóvenes "tan preparados como los mejores", con fortalezas y debilidades propias --algo más emprendedores (2%) pero con un manejo de idiomas algo peor--, si bien sigue siendo un espectro conservador en el que se detecta una tendencia a elegir estudios 'clásicos' en aras de la seguridad laboral.

Ello puede deberse a múltiples factores, como la propia mentalidad de los alumnos --los hermanos menores, con un mejor manejo de idiomas y mayor conciencia de trabajar fuera del país, son "incluso más conservadores"--, la influencia de la familia o que las universidades, pese a la dinámica de cambio en la que están inmersas, aún no impartan suficientes titulaciones adaptadas a la nueva realidad del mercado. También influyen las circunstancias económicas, geográficas y políticas de cada región.

MÁS ANDALUCES PRETENDEN FORMARSE FUERA

De esta manera, en Andalucía las carreras más exitosas son, por este orden, Administración y Dirección de Empresas, Derecho y Medicina, éstas dos últimas muy recurrentes en todas las comunidades. Por contra, hay muy pocas carreras técnicas, grados como Periodismo no tienen "prestigio" entre los jóvenes y si suelen tener muchos matriculados es por la concepción de que se trata de una carrera fácil de cursar.

En la Formación Profesional (FP), un 22 por ciento de los alumnos andaluces se decantan por Desarrollo de Aplicaciones Informáticas, un 20 por ciento por Animación de Actividades Físicas y Deportivas y un 17 por ciento por Animaciones 3D, Juegos y Entornos Interactivos.

En lo tocante a lo que les gustaría hacer cuando terminasen Secundaria, hay menos andaluces (61,5%) que españoles (62,7%) que quieran estudiar un Grado universitario, porcentaje que se amplía respecto al estudio de Grado Superior de FP, con 17,8 por ciento en Andalucía frente al 25,5 por ciento en España. Por contra, un 20,8 por ciento de los andaluces quiere trabajar directamente, por un 11,8 por ciento de los españoles.

Los padres suponen una fuente de influencia muy fuerte en el alumno a la hora de decidir su futuro, si bien con variaciones dependiendo de si los estudios son de Bachillerato o FP. Llama la atención que las fuentes 'profesionales' --profesores o servicios de orientación académica-- se sitúen por debajo de los progenitores, los amigos o Internet como principales referencias para elegir estudios. Por otro lado, sólo un 40 por ciento de los alumnos de Bachillerato en Andalucía consideran que hay información útil y suficiente para ayudarse a decidir, porcentaje que sube al 54,2 por ciento en la FP.

En la región andaluza hay más intención de estudiar y formarse fuera de España que en otras zonas del país --un 21,6 por ciento frente a un 16,7 por ciento--, si bien hay "poca" vocación de "aventura" al darse unos porcentajes bajos. De los andaluces, un 69 por ciento de los que estudian Ingeniería y Arquitectura tiene intención de trabajar en el extranjero, por un 61 por ciento de Ciencias y Ciencias de la Salud y un 60 por ciento de Ciencias Sociales y Jurídicas.

AMANCIO ORTEGA COMO PRINCIPAL REFERENCIA

En cuanto a las preferencias profesionales tras la formación académica, y como ya se ha reseñado, baja bastante el número de jóvenes andaluces respecto a la media española que quiere trabajar en el sector público (24% frente al 32%). En Andalucía, la mayoría de jóvenes quiere trabajar en una multinacional (34%) y sólo un 14 por ciento quiere montar su propia empresa. Los alumnos de FP son mucho más "optimistas" sobre la situación laboral del país, mientras que son "pocos" los andaluces que son conscientes de que su puesto de trabajo aún no existe, al encuadrarse en nuevas realidades o mercados.

En lo relativo a la implantación de redes sociales, se concluye que, aunque en Andalucía el uso de Twitter está por encima de la media española, tanto en un caso como en otro son pocos los jóvenes que lo usan, por lo cual se pierde parte del pretendido impacto de muchos políticos que utilizan esta red como su favorita para tratar de hacer llegar sus mensajes a este segmento poblacional, que sí usa Whatsapp de manera masiva.

Destaca que los alumnos de Ciencias de la Salud no consideren fundamental la implantación de las mismas en su futuro profesional. El uso de Internet, por otra parte, sigue siendo sobre todo para trabajos de clase y para fines lúdicos.

Como dato final, y preguntados por el personaje al que más les gustaría parecerse, tanto en Andalucía como en el resto de España son inmensa mayoría los que se decantan por el dueño de Inditex, Amancio Ortega, o por los creadores de Apple y Microsoft, Steve Jobs y Bill Gates, claros perfiles de emprendedores millonarios, con especial incidencia, asimismo, de la figura de los padres en el caso de las chicas. Atrás quedan otros nombres como los deportistas Rafael Nadal o Lionel Messi, los políticos Barack Obama o Mariano Rajoy, la actriz Emma Watson o el activista Nelson Mandela.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies