Andalucía "minimiza la incertidumbre" de investigadores predectorales tras suprimir el Gobierno el año de beca

Publicado 11/05/2017 12:16:12CET

SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha señalado este jueves la intención del Gobierno andaluz de "minimizar la incertidumbre" que se creó con la Ley de Ciencia de 2011, del Gobierno central, que eliminó el año de beca para los jóvenes investigadores con contratos predoctorales en proyectos de excelencia correspondientes a la convocatoria 2011 que se vieron inmersos en "una situación transitoria".

En respuesta a dos preguntas --IULV-CA y Podemos-- en el Pleno del Parlamento, el consejero ha señalado que la Junta de Andalucía había previsto un año de beca y tres de contrato, de ahí la "incertidumbre" de estos investigadores al suprimirse el año de beca con la Ley de Ciencia de 2011.

"Se les ha dado una solución al problema. El pasado 4 de abril se autorizaba la contratación del citado personal con cargo al remanente inicialmente previsto para el año de beca suprimido, evitando por tanto una posible situación de desempleo transitoria de los investigadores en tanto no formalice el cuarto año de contrato", ha subrayado.

Asimismo, el consejero de Economía y Conocimiento ha explicado que este año se pondrán en marcha cuatro tipos de contratos predoctorales para facilitar la producción científica y la redacción de tesis, unas medidas contempladas en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi) 2020 y que tienen como objetivo "dar un horizonte de certidumbre desde el principio" a los investigadores, y "contribuir al relevo generacional del sistema científico andaluz, una apuesta clara del gobierno andaluz".

Ramírez de Arellano ha asegurado que "la política de la Junta de Andalucía está enfocada a que la investigación en la comunidad autónoma sea de calidad, conectada a la realidad y al entorno productivo andaluz", y con el objetivo además de que esto "redunde en una carrera laboral sostenible para los investigadores" dotando de certidumbre sus carreras profesionales.

Para ello, junto a los contratos predoctorales se ha puesto en marcha el programa de becas Talentia, y se ha reforzado la investigación en las universidades con una partida de 71 millones de euros que se ha incorporado a la financiación básica universitaria y de las que diez millones de euros van a grupos de investigación y 61 millones de euros para la contratación de jóvenes ayudantes de investigación e investigadores. Además, para este curso se han aprobado un total de 388 plazas de ayudantes doctor.

A juicio de Ramírez de Arellano, estas iniciativas contrastan con "los perversos efectos de los recortes del Gobierno central" hacia las universidades y que las políticas de la Junta de Andalucía tienen por objetivo mitigar.

Respecto a los contratos predoctorales, con la nueva orden de bases del Paidi aprobada en abril, se amplían las opciones de contratación, que hasta ahora se restringía a los proyectos de excelencia. Así, se contemplan que los contratos predoctorales los realicen los agentes del Sistema Andaluz del Conocimiento --centros de investigación, tecnológicos, universidades, etc-- en el marco de los programas de doctorado de las universidades andaluzas y para tesis orientadas a obtener la mención internacional; también dentro de programas de doctorado andaluces catalogados de excelentes y, finalmente, se incluye la cofinanciación de contratos predoctorales en empresas andaluzas para tesis orientadas a soluciones innovadoras de procesos, servicios y necesidades de la empresa, reforzando así la I+D empresarial.

Otra de las medidas que se han puesto en marcha dentro del Paidi en relación con la elaboración de tesis es el programa Talentia, que ofrece ayudas para cursar máster y postgrados en los centros y universidades de mayor prestigio internacional y que este año se estructurará en 34 becas para master y 16 para postgrado. Estas últimas tendrán la particularidad de contar con contratos en las universidades andaluzas quienes cotutelarán los programas junto a una institución extranjera de prestigio, de forma que los becados estén vinculados desde el principio al Sistema Andaluz del Conocimiento.

El consejero ha señalado que, además, se ha puesto en marcha un programa de contratación de jóvenes investigadores y tecnólogos dotado con 61 millones de euros de forma global y del que ya se ha puesto en marcha la primera fase. A su juicio, para aquellas personas que están haciendo su tesis es interesante la segunda fase del programa, en la que se destinarán 24 millones de euros a contratar personal investigador (doctor y no doctor) en las universidades y que se producirán en función de las necesidades de éstas.

Por su parte, la diputada Mari Carmen Perez ha criticado "la falta de voluntad política" del Gobierno andaluz para garantizar la duración de cuatro años de los contratos para los jóvenes investigadores con contratos predoctorales en proyectos de excelencia.

"La duración debería ser de cuatro años pero son solo de tres. Se aprobó un presupuesto pero no sabemos que ha pasado con este dinero", ha subrayado, toda vez que ha advertido de la "tardanza" en tomar decisiones por parte del Gobierno andaluz.

Por su parte, la diputada de Podemos María del Carmen Lizárraga ha señalado que los investigadores en Andalucía son "el eslabón débil, pero el más importante" en Andalucía porque representan "los brotes verdes". Así, ha afeado "el maltrato institucional" de la Junta para los investigadores predectorales de las convocatorias de 2011 y 2012.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies