Andalucía quiere influir en el contenido del Pacto de Estado contra la violencia de género

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Andalucía quiere influir en el contenido del Pacto de Estado contra la violencia de género

Publicado 30/11/2016 16:05:57CET

Pide que se tengan en cuenta las propuestas del documento andaluz, en consenso con el CAPM, el primero elaborado en el territorio nacional

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Andalucía, primera comunidad autónoma que planteó la necesidad de un Pacto de Estado contra la violencia de género, ha influido de manera directa en el paso dado en el Congreso de los Diputados, que el pasado 15 de noviembre aprobó por unanimidad crear una subcomisión para la elaboración del mismo. Así lo ha destacado este miércoles en sede parlamentaria la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, quien ha señalado que Andalucía quiere también influir en el contenido de dicho pacto con las medidas incluidas en la propuesta andaluza.

Según ha recordado Sánchez Rubio, la propuesta andaluza de Pacto de Estado contra la violencia de género fue un compromiso adquirido por la presidenta de la Junta en el pleno de abril de 2015 del Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM), y que quedó plasmado en un documento inicial aprobado por el Consejo de Gobierno en noviembre de ese año.

La propuesta, elaborada a través del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), cuenta con el respaldo de los distintos agentes sociales, especialmente el tejido asociativo de mujeres y el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres (CAPM), que incluyó en julio de este año más de 500 aportaciones al pacto. Previamente, el borrador fue remitido al Gobierno central y a otras instituciones, asociaciones, sectores y agentes sociales y colegios profesionales, que se han ido sumando a lo largo de los últimos meses.

Finalmente, el Parlamento andaluz en su sesión plenaria de 20 de octubre aprobó por unanimidad una resolución por la que valora "muy positivamente esta propuesta de Pacto", que a continuación es reenviada al Gobierno central, el 10 de noviembre.

Según ha destacado Sánchez Rubio, tras el paso dado en el Congreso de los Diputados, "se hace necesario ahora que la subcomisión tenga en cuenta los contenidos propuestos desde Andalucía", que incluyen medidas como la adecuación de la normativa estatal al Convenio de Estambul; el mantenimiento de la red de atención directa a las víctimas de violencia machista en todos los niveles territoriales; la modificación del artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre dispensa de la obligación de declarar contra el cónyuge o pareja; la suspensión del régimen de visitas para los maltratadores; la privación al agresor de la patria potestad como pena principal en los casos de homicidio y/o asesinato; o el cumplimiento íntegro de las penas, entre otras.

Ana Vanessa García del PP ha celebrado que este futuro Pacto de Estado "esté más cerca", y afirma que aunque desde la Ley Orgánica 1/2014 "se ha avanzado, sin embargo no ha sido lo suficiente puesto que siguen siendo asesinadas mujeres en nuestro país". Además, recuerda que "la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en su debate de investidura dijo que iba a ser un pacto andaluz", pero "igual cuando decidió iniciar su carrera hacia Madrid cambió el andaluz por el nacional", ironiza.

Jesús Romero de Podemos ha criticado que con un Pacto de Estado "se solucione todo", cuando se trata de un tema "muy amplio que tiene mucho que ver con la existencia o no de recursos". "Para nosotros el documento parte de una definición de violencia de género que está restringido al ámbito de la pareja y en términos de maltrato grave o asesinato, pero existen muchos ejemplos de violencia de género el ámbito laboral o en el educativo", afirma, al tiempo que pide "recursos dirigidos contra la violencia de género".

La diputada de Ciudadanos María Carmen Prieto considera importante que el Gobierno central trabaje con las comunidades y otros agentes implicados, porque "hay que dejar fuera las diferencias y trabajar todos a una". Además, asegura que "no es adecuado restablecer la obligatoriedad de la asignatura Educación para la Ciudadanía por el amplio desacuerdo que conlleva" y pide desde los poderes públicos "fomentar medidas para que haya cambios culturales, sociales, laborales y judiciales que hagan realmente efectiva la igualdad entre hombres y mujeres".

Para Elena Cortés de IU "sin feminismo no hay Pacto de Estado", y afirma que "se podía tener la perspectiva feminista y de género en aquello que apruebe el Consejo de Gobierno".

La socialista Soledad Pérez destaca que lo que ha hecho Andalucía "es impulsar la necesidad de este pacto y concretar en una serie de medidas cuáles entendemos que deben ser las líneas de trabajo de ese futuro pacto", toda vez que asegura que "les preocupan las opiniones porque detrás de la violencia de género hay algunas que no son neutra, hay un neomachismo".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies