Andalucía señala la evolución de los precios de los productos energéticos y la Semana Santa en la tasa de inflación

 

Andalucía señala la evolución de los precios de los productos energéticos y la Semana Santa en la tasa de inflación

Publicado 12/05/2017 14:55:13CET

SEVILLA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Economía y Conocimiento ha considerado que el repunte de la tasa de inflación en abril en Andalucía hasta el 2,5 por ciento está en línea con la evolución en España (2,6%) y "sigue estando condicionada principalmente por la evolución de los precios de los productos energéticos, a lo que se ha añadido en abril el efecto de la Semana Santa".

En una nota, ha indicado que, por un lado, los precios de los productos energéticos crecen en Andalucía en abril un 12,1 por ciento interanual, siete décimas más que en marzo. Este crecimiento se explica por la subida de los carburantes y combustibles (11,4% interanual), con una cotización media del barril de petróleo Brent un 27,1 por ciento superior a la registrada en abril de 2016; y por el aumento de los precios de la electricidad, el gas y otros combustibles (14% interanual) 3,7 puntos más elevado que en marzo.

De otra parte, el IPC de abril se ve influido por las subidas de los precios de los paquetes turísticos (20,9% interanual) y los servicios de alojamiento (10% interanual), ya que este año la Semana Santa se ha celebrado en dicho mes, mientras que el año pasado lo hizo en marzo.

Si se considera el componente más estructural, la inflación subyacente (IPC sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), la evolución es más estable, con una tasa interanual del uno por ciento en Andalucía, una décima por encima de la de marzo (0,9%) y dos por debajo de la media nacional (1,2%).

Por último, ha apuntado que una tasa de inflación del 2,5 por ciento en Andalucía (2,6% en España) supone mantener un diferencial desfavorable respecto a la media de la Zona Euro, para la que el indicador adelantado estima una tasa interanual del 1,9 por ciento, lo que puede repercutir en la competitividad-precio de la economía.

Adicionalmente conlleva una pérdida de capacidad adquisitiva de los ciudadanos, teniendo en cuenta que el incremento salarial negociado en convenios colectivos hasta abril se situó en el 1,2 por ciento y que las pensiones han aumentado un 0,25 por ciento en 2017. "Esto limita las posibilidades de consumo e inversión, pudiendo suponer un freno a la demanda interna y al crecimiento económico", ha subrayado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies