APDH critica que las prisiones andaluzas "no disponen de mínimos sistemas de refrigeración" para los internos

Publicado 14/07/2017 9:49:54CET

SEVILLA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) de Andalucía ha denunciado que las personas presas no cuentan con "los más mínimos sistemas de refrigeración" para combatir la ola de calor que está sufriendo la comunidad autónoma en los últimos días, en los que se están batiendo los récords históricos en algunas provincias con temperaturas máximas de hasta 47 grados.

Por ello, ha solicitado a través de un comunicado a los Defensores del Pueblo estatal y andaluz y a los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria que soliciten a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias su instalación dado que "el porcentaje de personas afectadas por alguna enfermedad grave se multiplica entre las personas privadas de libertad", según la Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas.

Los problemas de salud que padecen estas personas pueden verse agravados por la incidencia de las altas temperaturas. A juicio de APDH, es "inconcebible" que en los meses de calor, con las temperaturas máximas de Europa, los centros penitenciarios no dispongan, al menos en las zonas comunes, de sistemas de refrigeración que puedan mitigar el calor.

Asimismo, la asociación ha lamentado que tampoco cuenten con climatización las zonas de vis a vis y de comunicaciones con familiares -entre los que se encuentran personas de avanzada edad y niños pequeños-, y que por el contrario, sí dispongan de ella las zonas de comunicaciones con los abogados o zonas de trabajo de los funcionarios.

Los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria de Andalucía, según APDH, han venido considerando más prioritaria la atención al calor que al frío, algunas fiscalías hace años que solicitaron la instalación de sistemas de aire acondicionado en las celdas debido a las altas temperaturas que se registran en verano y el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura del Defensor del Pueblo recomendó en 2013 la instalación de sistemas de refrigeración en algunas prisiones andaluzas.

APDH ha defendido que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "debe garantizar unos mínimos vitales a la población reclusa y a sus familiares", pues han cumplir con su deber de mantener estos recintos públicos debidamente acondicionados para ser usados en unas condiciones mínimas de habitabilidad.

"Las recomendaciones de ahorro energético y limitación del gasto público se hacen a través de planes generales para todo el Estado que para nada atienden a la particularidad geográfica de Andalucía y sus elevadas temperaturas durante varios meses del año", lamenta APDH, que advierte de que las personas privadas de libertad "no pueden ser sometidas a más restricciones y situaciones inhumanas e insoportables que las que de por sí les imponen sus respectivas penas privativas de libertad".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies